Compartir
Publicidad

Cuatro cosas que me gustaría que hicieran las aplicaciones móviles de los bancos

Cuatro cosas que me gustaría que hicieran las aplicaciones móviles de los bancos
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ah, los bancos. Señores absolutos del dinero de todos, dependemos de ellos para hacer casi cualquier cosa. Durante los últimos años hemos visto cómo, muy poco a poco, se han ido adecuando a las nuevas tecnologías. Y hacen bien, porque yo ya he visto a gente cambiar de banco sólo por poder usar una aplicación móvil mejor.

Aún así, el mercado de aplicaciones móviles general avanza a un ritmo y las aplicaciones de los bancos avanzan a otro muchísimo más lento. En su defensa hay que decir que la aplicación móvil de un banco tiene que ser muy segura, y poder gestionar conexiones muy complejas para acceder a nuestro dinero. ¿Pero nunca habéis abierto la aplicación de vuestro banco y habéis echado en falta algo? Vamos a ver algunas de las mejoras que podrían tener.

Identificación más simple pero más segura

Candado

Empezamos por el principio, que es el paso de iniciar sesión. En la aplicación de un banco siempre deberíamos hacerlo para protegernos, pero al mismo tiempo las credenciales a introducir son mucho más complicadas. A veces, tardamos más en acceder a nuestras cuentas bancarias desde el móvil que en hacer una transferencia.

Hay avances recientes y no tan recientes que podrían aprovecharse. Como el sensor TouchID de los iPhone, por ejemplo, que están aprovechando hasta Google y Microsoft. Nada como nuestra huella dactilar para verificar nuestra identidad.

No cobrar tasas por el simple uso de la aplicación

Dinero

Hay bancos que cobran una comisión especial por el simple hecho de estar haciendo operaciones desde el móvil. Si hacemos lo mismo desde una web de escritorio, entonces no hay ese cobro. La excusa: "por la comodidad que se ofrece al poder realizar operaciones desde cualquier sitio". Lo siento, pero también puedo coger mi portátil y hacer operaciones "desde cualquier sitio".

Es ese tipo de actitud la que hace que las personas no utilicen las aplicaciones móviles o incluso piensen en cambiar de banco. ¿Por qué quedarse en una entidad que busca como puede el cobrar lo máximo posible a base de comisiones? No da muy buenas sensaciones.

Ir más allá de las típicas operaciones bancarias

Cajero

Lo normal es que la aplicación móvil de un banco nos ofrezca acceder a nuestras cuentas y ver su estado, consultar movimientos o hacer transferencias. ¿Pero y si pensamos en las ventajas con las que podemos aprovechar toda esta información?

Podemos seguir el ejemplo de Simple, sin ir más lejos. Un banco cuya aplicación móvil nos permite plantearnos presupuestos, nos clasifica los gastos y nos facilita un planning de ahorro para poder cumplir objetivos financieros. Que yo haya visto, hasta ahora eso sólo lo hacen otras aplicaciones separadas como Dinaru, MyValue o Fintonic.

Actualizarse más frecuentemente

Actualizacion

Termino con algo que siempre provoca quejas a largo plazo. Hay bancos que actualizan sus aplicaciones móviles oficiales cada dos años. Eso, en el mundo de los smartphones, equivale a varias eras geológicas. En dos años los móviles han triplicado su potencia, multiplicado por 4 su resolución y su sistema operativo se ha actualizado de arriba a abajo dos o tres veces.

Y precisamente estas aplicaciones, por seguridad ante timos, son las que deberían actualizarse más a menudo siguiendo las novedades nativas de cada plataforma móvil. De este modo, además, transmites al usuario que estás al tanto de estas novedades y que tienes a un equipo de profesionales que no se pierde ni un detalle.

Imágenes | Ken Teegardin, David Goehring, 401K, William Grootonk y dahlstroms
En Genbeta | "Los bancos son los dinosaurios: o se convierten rápido o son carne de museo" Arturo Cervera, fundador de Comunitae

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio