Compartir
Publicidad

Cuando los contenidos digitales no pertenecen realmente al usuario que paga: el caso de Amazon y Disney

Cuando los contenidos digitales no pertenecen realmente al usuario que paga: el caso de Amazon y Disney
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Imagínate que quieres ver una película y optas por comprar su versión digital en cualquier servicio online que ofrece esto mismo. Apenas unos días después, te das de bruces con la realidad: el servicio online ha decidido retirarla temporalmente de tu cuenta, pese a que has pagado legalmente por ella. ¿Suena raro? Pues es lo que ha pasado estos mismos días con Amazon US y varias películas de Disney.

Varios clientes se han quejado ya de no poder acceder a algunas películas que habían comprado con anterioridad, como 'Disney Prep and Landing 2' o 'Beauty And The Beast: The Enchanted Christmas'. Al reclamar ante Amazon, llegó la sorpresa. Al parecer, Disney quiere que ciertos contenidos suyos sólo estén disponibles a través de su canal de televisión. El problema es que dichos contenidos también se venden a través de plataformas bajo demanda, así que Disney ha obligado a Amazon a quitar el acceso a los usuarios que incluso ya habían pagado por ello.

Si bien desde Amazon han reconocido el problema y han ofrecido compensaciones a los usuarios afectados, no deja de ser paradójico que alguien pague en su día por tener una película y que meses después no pueda verla porque al estudio de turno le apetece que no pueda en esos momentos. Y ojo, porque Amazon aquí también tiene parte de culpa ya que permite que esto ocurra.

Pongamos un ejemplo para ver lo absurdo que es esto: imagínate que compras dichas películas en Bluray y las tienes en tu casa. Ahora imagínate que llega el señor de Disney y te dice que no, que pese a que las compraste, ahora tienes que devolvérselas ya que en esos momentos están emitiendo esos contenidos en exclusiva por su canal de televisión. "Pero si ya he pagado...", tú dices, mientras te quedas con cara de tonto viendo cómo el señor de Disney escapa de tu casa corriendo con varios Blurays bajo el brazo.

No "poseemos", sino "alquilamos"

Pero entonces... ¿el contenido (libros, música, películas, etc.) que nos descargamos bajo pago en nuestros dispositivos electrónicos no es realmente nuestro? Pues en muchos casos, no. ¿Es diferente tener la película física, en su Bluray, a tener su versión digital? Pensemos en lo que ocurrió hace algunos años, cuando Amazon borró "por error" un libro de la biblioteca de los clientes. En la mayoría de servicios, nuestra compra es similar a un "alquiler" y el usuario no es su dueño final, por mucho que haya pagado por ello.

Todo esto queda bastante oculto en los interminables Términos de uso de dichos servicios, esos que casi nadie (por no decir nadie) se detiene a leer. En Cnet hace unos años se hacían una pregunta: ¿qué pasa con la biblioteca digital de una persona después de que ésta muera? Si fuera física, se podría dejar en herencia. Pero el hecho de que hayamos pagado por un contenido digital no significa que sea nuestro para "hacer lo que nos plazca con él", como reflejan en dicho artículo. Por mucho que el usuario pague, parece que los dueños de los derechos seguirán teniendo el control.

Vía | "Torrent Freak":http://torrentfreak.com/amazon-pulls-access-to-purchased-christmas-videos-during-christmas-131216/ En Xataka | "Amazon accede a los Kindle de algunos usuarios y borra parte de su contenido":https://www.xataka.com/otros/amazon-accede-a-los-kindle-de-algunos-usuarios-y-borra-parte-de-su-contenido

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio