Compartir
Publicidad

YouTube tuvo su propio "crack", fue autoprovocado y resultó ser beneficioso para todos

YouTube tuvo su propio "crack", fue autoprovocado y resultó ser beneficioso para todos
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Veis la imagen de arriba? No se trata del hundimiento de la bolsa en 1929 ni lo que le puede esperar a Grecia a partir de ahora. Se trata de un descenso en picado de las visitas de YouTube que ocurrió en 2012, y que provocó el descontento de muchos youtubers cuyas finanzas dependían del servicio.

Pero resulta que no hubo caída de visitas. La que veis en el gráfico la provocó un cambio en el algoritmo de recomendaciones, con la intención de mejorar la calidad de los vídeos que se proponían al usuario después de que éste terminara de ver uno. La respuesta corta es que gracias a ese cambio empezamos a ver menos vídeos pero más interesantes.

El algoritmo de recomendaciones de YouTube era pasto de los creadores de vídeos engañosos

Vamos con la respuesta larga: hasta 2011, el algoritmo de recomendaciones de YouTube priorizaba únicamente las visitas. Cuanto más vídeos mirases, mejor porque eso significaba más ingresos por la publicidad. El problema es que había quien se aprovechaba de eso.

¿Recordáis esos vídeos en los que se veía una imagen impactante (por ejemplo el montaje una explosión atómica en medio de Nueva York) y luego, al hacer click, resultaba que no era más que alguien hablando sobre un tema que poca relación tenía con esa imagen? Era contenido que provocaba muchos clicks, pero que frustraba al usuario.

"No es justo, voy a tener que volver a trabajar"

Así que los responsables de YouTube decidieron hacer un cambio: contar también el tiempo con el que los usuarios se pasaban mirando un vídeo. De esta forma, el algoritmo penalizaba aquellos vídeos que los usuarios cerraban pocos segundos después de empezar a verlos. Señal de que no cumplían con lo que prometían.

El efecto fue brusco: de repente los vídeos que se recomendaban eran más interesantes, y como el usuario se pasaba más tiempo viéndolos el número de vídeos vistos bajó de golpe. Los vídeos con portada engañosa eran mucho más ignorados, perdiendo tráfico y provocando el enfado de sus creadores. Algunos de ellos llamaban a Cristos Goodrow, director de búsquedas y descubrimientos en el YouTube de ese entonces, diciendo que ese cambio era injusto ya que "tendrían que ponerse a trabajar de nuevo para poder pagar su hipoteca".

Fue una caída en número de vídeos vistos, pero la cantidad de usuarios activos en YouTube siguió subiendo. Y eso fue una señal de que se hizo bien en primar la calidad antes del click fácil. Esperemos que estos "afinamientos" sigan llegando.

En Genbeta |

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio