Publicidad

Facebook cambia su estrategia con mensajes de políticos, y finalmente también los etiquetará si violan sus normas

Facebook cambia su estrategia con mensajes de políticos, y finalmente también los etiquetará si violan sus normas
3 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Finalmente, Mark Zuckerberg "ha dado su brazo a torcer" (entrecomillo porque aún no sabemos consecuencias reales), y se ha unido a Twitter en cuanto a comenzar a etiquetar contenido de políticos que incluya "discurso de odio", aunque lo consideren de interés periodístico (que suele ser el de políticos como Donald Trump). Dichas etiquetas llegarán con advertencias negativas hacia el mensaje publicado.

Lo que no está claro es si la compañía irá más allá que Twitter, y si además de ocultar un contenido de Donald Trump por glorificar la violencia, también lo eliminaría. Zuckerberg ha mencionado que "incluso si un político o un funcionario del gobierno lo dice [incitar a la violencia], si determinamos que el contenido puede conducir a la violencia o privar a las personas de su derecho al voto, eliminaremos ese contenido".

Esta norma de eliminar ya se aplicaba, según dijo Zuckerberg en el Congreso al ser preguntado por Alexandria Ocasio Cortez. La duda es si ahora se hará con más rotundidad con políticos, pues hasta ahora no se conocen casos en los que la compañía haya eliminado.

Precedentes de los últimos tiempos

Trump y Twitter

Pero, ¿de dónde viene todo? El de la libertad de expresión es un debate que no ha hecho más que encenderse en los últimos años, tanto en cuanto a qué se debe permitir, como en cuanto a la forma en que se debe permitir. En este sentido, en los últimos meses Twitter ha tomado medidas por primera vez contra tuits de Donald Trump, primero marcándolos como potencialmente engañosos, y más tarde ocultando otro por "glorificar la violencia".

Las decisiones de la red social de Jack Dorsey llevaron a Trump a firmar una orden ejecutiva para que las redes dejaran de "censurar" sus contenidos, o se expusieran a tantas demandas que, en la práctica, no pudieran operar.

Facebook, por su parte, siguió firme en su posición de seguir sin marcar publicaciones de políticos que incumplieran sus normas, pese a la gran polémica que se originó en redes sociales y entre sus propios empleados. Zuckerberg, de hecho, se mantuvo en su posición de no querer ser "árbitro" de Internet y garantizar la libertad de expresión.

Qué dice Facebook que va a hacer, y qué ha podido provocar el cambio

Twitter Esto es lo que hizo Twitter con un tuit de Trump que glorificaba la violencia. Queda por ver si Facebook lo eliminaría o lo marcaría.

Lo que Mark Zuckerberg ha confirmado que Facebook va a hacer pronto es "comenzar a etiquetar el contenido que dejamos porque se considera de interés periodístico, para que las personas puedan saber cuándo es el caso". Aquí el CEO se refiere a dejar el contenido con discurso de odio publicado, en vez de eliminarlo, como harían con cualquier usuario que no tuviera interés para la opinión general.

Este contenido se podrá seguir compartiendo, pero al menos los usuarios que lo hagan estarán avisados de que la compañía lo considera problemático: "agregaremos un aviso para decirle a la gente que el contenido que comparten puede violar nuestras políticas". Además, Zuckerberg aclara que con las normas actuales, "incluso si un político o funcionario del gobierno" publica un contenido que incita a la violencia o insta a no votar, Facebook lo eliminará.

Tras años de no tomar decisiones respecto publicaciones políticas, etiquetarlas negativamente puede llegar a ser el cambio de estrategia más grande de la compañía

Sin hacer mención a Trump, el CEO menciona que "en general, las políticas que estamos implementando hoy están diseñadas para abordar la realidad de los desafíos que enfrenta nuestro país y cómo se están mostrando en nuestra comunidad". De momento, también falta por saber quién determinará que los contenidos incitan al odio o pueden contener desinformación: si será la propia compañía o si recurrirá a verificadores externos como Maldita o Newtral, que hasta ahora no analizaban contenido de políticos.

Sobre qué ha llevado a la compañía a cambiar algo tan importante como estas normas, hay varios momentos importantes. Tras todas las críticas de los empleados ante la decisión tomada de no etiquetar la publicación de Trump, Zuckerberg mencionó el 6 de junio que analizarían las políticas de cara a un posible cambio. Sin embargo, en los últimos días ha emergido un boicot publicitario a Facebook que no ha dejado de crecer.

Dicha campaña tiene el objetivo de que Facebook sea más dura contra los contenidos de odio. En este sentido, tras el boicot de firmas como Patagonia, Mozilla, Upwork, Magnolia Pictures, Eddie Bauer, Verizon, VF Corporation (Vans o North Face) o Ben & Jerry’s, parece que ha sido la decisión de cortar la publicidad de Facebook de Unilever la que ha colmado el vaso y ha hecho cambiar a la compañía de posición.

Vía | El País

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios