Publicidad

Tres grandes caídas de WhatsApp, Instagram y Facebook han paralizado Internet en 2019: estas son las razones detrás de ellas
Redes sociales y comunidades

Tres grandes caídas de WhatsApp, Instagram y Facebook han paralizado Internet en 2019: estas son las razones detrás de ellas

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Hace ya bastantes años, uno de los motivos del crecimiento de Telegram fue que WhatsApp sufría caídas relativamente frecuentes, aunque no demasiado prolongadas. Sin embargo, en los últimos años las caídas y las problemáticas prolongadas han sido algo muy poco común tanto en la plataforma de mensajería como en Instagram y Facebook. Es por ello que cuando ocurre algo como lo de ayer, la sorpresa de sus miles de millones de usuarios es mayúscula.

Lo que nos llama la atención como hecho no es que ayer durante muchas horas no pudiéramos ver o enviar imágenes en WhatsApp, Facebook o Instagram, sino que es algo que hemos experimentado tres veces en los últimos seis meses. Dos de ellas, además, de forma bastante prolongada. Repasemos los momentos y vemos qué explicación han dado los de Mark Zuckerberg a cada una de ellas.

13 de marzo: horas y horas con muchos problemas entre servicios

Downdetector

En la Nochevieja de 2018, como siempre, se esperaba una caída de WhatsApp en el momento de la llegada del año nuevo en España, pero la realidad es que el servicio se mantuvo firme como una roca. Es una fecha de mucho tráfico en todos los países y es normal que haya contratiempos. Sin embargo, son ya muchos años y Facebook cada vez se prepara mejor. O eso nos parecía.

Por eso extrañó mucho cuando, durante la tarde del 13 de marzo (hasta la mañana del día siguiente), se vivió uno de esos momentos de pánico en Internet, donde tres de los servicios más usados tuvieron graves problemas para enviar y recibir mensajes de todo tipo. No era, sin embargo, una caída global como tal.

A ratos pudimos enviar mensajes en WhatsApp, y a ratos no. Lo que fue común para todos fue la imposibilidad de enviar notas de audio y otros archivos multimedia, como ayer. En Facebook, por ejemplo, era posible conectar si tenías suerte, pero si cerrabas sesión, perdías la posibilidad de entrar. En Instagram, las Stories cargaban, pero no se podían subir archivos y la aplicación móvil no notificaba de mensajes directos.

Facebook mencionó el problema tanto cuando estaba ocurriendo a través de su cuenta en Twitter como la conclusión a la que llegaron el día después cuando los distintos servicios ya se habían recuperado.

Como vemos, todo quedó en un algo vago: "debido a un cambio en la configuración de un servidor, muchas personas tuvieron problemas accediendo a nuestras aplicaciones y servicios". Habríamos agradecido más densidad de información, pero al menos sirvió para que la compañía desmintiera rumores que achacaban la caída a un ataque de denegación de servicio (DDoS). ¿Los beneficiados? PornHub y Telegram. La web de contenidos pornográficos afirmó que su tráfico creció un 19% durante el día de la caída, mientras que el servicio de mensajería ganó tres millones de usuarios.

14 de abril: caída fuerte pero de menos tiempo justo un mes después de la anterior

Downdetector Whatsapp

La segunda caída en un mes, que tuvo lugar el 14 de abril, nos hizo darnos cuenta de que lo que solía ser extraordinario, ahora ya no lo era tanto. En esta ocasión, Facebook logró resolver los problemas bastante pronto, considerando que era domingo, frente a la anterior, que se produjo en miércoles.

Los efectos no se alargaron demasiado en el tiempo, pero fueron más fuertes que la caída de marzo. Como decíamos en la noticia, no fuimos capaces de enviar y recibir mensajes de texto en ninguna de las plataformas de Facebook, es decir, fue una caída en toda regla. Dos horas después de la noticia, tres tras percibirla, todo volvió a la normalidad.

En esta ocasión, Facebook pidió perdón en comunicados a medios como The Verge, pero no especificó las causas de la caída de WhatsApp, Instagram y Facebook, como hizo otras veces y ayer. Para no dar muchos datos, probablemente ayudó que fuera corto y que ocurriera en domingo.

3 de julio: una "no caída" que también se prolongó muchas horas

Down

La caída de ayer tuvo un poco de las otras dos, en el sentido de que no fue una caída como tal, como la primera, porque los servicios siguieron accesibles aunque con sus problemas. Por otra parte, fue más breve y cercana a la segunda en tiempo de efecto, sin que Facebook fuera capaz de arreglar el servicio y pese a estar reconociendo trabajar en ello a destajo.

Sin embargo, al haber ocurrido en día laborable y durante la mañana estadounidense, el impacto mediático y social volvió a ser mayúsculo, con millones de usuario preguntándose si eran sus smartphones y conexiones los que fallaban o si eran los servicios inaccesibles.

La compañía no se ha pronunciado públicamente profundizando más que lo que vemos en el mensaje que comparto de Twitter, donde afirman que el origen de todo es una operación rutinaria de mantenimiento, pero una experta en la compañía como Jane Manchun Wong explicó que pensaba que se trataba de un problema del CDN de imágenes (la red de distribución de contenidos dedicada de Facebook), adjuntando una imagen en la que se puede leer "No hay servidor disponible para esta petición.

A eso mismo apuntan desde Ars Technica, donde analizando las peticiones como Jane, han llegado a la conclusión de que los contenidos no se mostraban o enviaban por un fallo en los argumentos en relación al CDN, que devolvían errores con marcas de tiempo de las URL.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir