Compartir
Publicidad
Publicidad

España tramita la puesta en marcha del polémico filtro policial para perseguir la pornografía infantil

España tramita la puesta en marcha del polémico filtro policial para perseguir la pornografía infantil
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con el pretexto de la lucha contra la la pornografía infantil el Parlamento Europeo quiere perseguir los “movimientos” de los usuarios desde la misma página de inicio. España, por boca de su secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho (en la foto) aprovecha este propicio momento, servido en bandeja por los eurodiputados, y anuncia que es el momento de avanzar en la persecución de la pornografía infantil impulsando el “proyecto” que se esconde detrás de CIRCAMP (Cospol Internet Related Child Abusive Material Projec).

¿Qué es CIRCAMP? Un Proyecto para impulsar un Gran Filtro Europeo de Contenidos que a su vez tiene un “arma” llamada CSAADF, que son las siglas del filtro como tal, un Filtro para la Lucha contra el Abuso Sexual de los Niños y que está pensando para bloquear sitios con imágenes de menores o/y enviar de manera automática los datos de los usuarios que visitan esos sitios a la policía.

Un asunto delicado y polémico con distintos puntos de vista. Desgraciadamente el lanzamiento de la noticia en España se queda con la versión oficial de combate a la pornografía infantil sin matices. Los hay y en ellos, una vez más, como Paul Valery explicase puesde estar la verdad. Vamos a buscarla.

Christian Engström, eurodiputado del Partido Pirata. “Es una mala idea. Si hay sitios en la red que de manera ilegal la distribuyen de imágenes de abuso sexual infantil, creemos que esos sitios deben ser cerrados y los autores encarcelados. Pero no aceptamos la censura que se lleva a cabo en secreto y sin el debido proceso:

Lo que debemos hacer es cerrar los sitios de inmediato. Cuando hay sitios que pretenden suplantar bancos para engañar a la gente y conseguir su número de cuenta y se descubre por las autoridades, estos se cierran en las cuatro horas siguientes a su notificación. De modo que es posible hacer cosas en contra de los sitios desde el ámbito penal y policial.
El problema con las listas de bloqueo es que nadie tiene ningún control sobre lo que se añade a la lista. Durante mucho tiempo, la lista de bloqueo sueca tuvo en su lista (negra) el sitio koreabonsai.com, que es un sitio dedicado a los árboles bonsai en Corea. No está claro cómo llegó a ser incluido en la lista, en primer lugar, pero en cualquier caso se trataba de un sitio ajeno a la pornografía infantil. También bloquearon el sitio político kopimi.com, que es un sitio relacionado con la “ideología pirata” y que expresa ciertas opiniones políticas. En 2008 se planificó bloquear The Pirate Bay de esta manera. La censura llevada a cabo en secreto no funciona!.

También han mostrado su preocupación los jóvenes liberales europeos de LYMEC que agrupan a las secciones juveniles de los partidos liberales de la Unión Europea, entre los que hay ministros y miembros de la Comisión. Parádojicamente la propia comisaria Malmström, promotora en Europa del filtro, pertenece al partido liberal y procede de LYMEC. Pero los “jóvenes liberales” ponen las mismas pegas que el eurodiputado pirata. Aloys Rigaut y Alexander Plahr, respectivamente presidente y vicepresidente de LYMEC, han expresado en un comunicado su preocupación por la creación de “una infraestructura de censura” ahora fomentada por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Los jóvenes liberales europeos, piden que se persiga con contundencia a los pedofilos y que sean encarcelados pero sin la necesidad de filtros y registros:

Defendemos una política ambiciosa y eficaz que debe implicar la eliminación de imágenes de abuso infantil de Internet y la investigación de los autores. La prioridad debe ser para cazar a los culpables a través de la cooperación internacional por parte de las fuerzas del orden. Esto es posible. El abuso sexual de niños es uno de los pocos delitos fuera de la ley en todo el mundo. Además, la mayoría de los sitios web en cuestión están situadas en los EE.UU. y Europa occidental.
Estos contenido ilícitos deben ser eliminados. Los autores deben ser investigados y encarcelados. Así, en lugar de crear una infraestructura de censura (filtros, registros de visitas), la UE debe asegurarse de que los servicios policiales de sus estados miembros, cooperen para luchar contra estos crímenes horribles.

Una de las críticas más importante por su significado que se hacen al filtro proceden de Mogis eV, una organización alemana de víctimas de abusos sexuales a menores. La organización ha condenando la propuesta de ““Gran Firewall de Europa” para luchar contra los abusos que ellos sufrieron:

...por varios motivos en primer lugar, porque la censura es poco probable que alcance sus metas y creará nuevos daños, y el segundo (y lo más importante), que la CE debería estar girando su atención a que sea más fácil en los estados miembros de la UE y en otras naciones cerrar realmente los sitios de acogida que las imágenes muestran abusos de los niños.

El País que ofrece la noticia desde ayer en la portada de su sección de tecnología menciona que el dispositivo, cuyo fin es bloquear el acceso a las páginas de pornogafía infantil, es fruto del proyecto policial europeo CIRCAMP, liderado por Noruega, y en el que participan el Reino Unido, Dinamarca, Bélgica, Francia, Irlanda, Italia, Suecia, Finlandia, Holanda y España, además de Europol. No hace ninguna referencia a que países como Alemania que han abandonado el proyecto y que han hecho especial hincapié en los foros europeos para centrar todos los esfuerzos nacionales e internacionales en cerrar las webs y perseguir con dureza y eficacia a los pedodilos.

El gobierno laborista del Reino Unido y el conservador de Sarkozy han llevado, una vez más, la iniciativa en la aplicación del filtro censor y el alamacenamiento de datos con el pretexto de la persecución de la pornografía infantil. En febrero de 2010 la Asamblea francesa adoptó la propuesta del gobierno como parte de la revisión de la ley LOPPSI. Al final el Consejo de Estado evitó que se prescindiera de la tutela judicial. Sarkozy y la Asamblea habían promovido una norma inconstitucional.

Cualquier política de filtrado impuestas sin recurrir previamente al juez sería inconstitucional porque entra en conflicto con la libertad de expresión y comunicación.

Además, el Consejo advierte de que “los ataques contra el ejercicio de esta libertad debe ser adecuada y proporcionada al objetivo perseguido que prohíbe cualquier acción que pueda dar lugar a un exceso de bloqueo de sitios de Internet”

En la práctica el “filtro censor” no es muy diferente al aplicado en China, Australia (donde se filtra incluso imágenes de mujeres con pechos pequeños) o Irán (Iraq según Celia Villalobos) donde se “filtra” a blogueros y webs de grupos de la oposición al régimen. A pesar de que el filtro puede evitarse fácilmente… como ha denunciado Alemania.

Es por eso que uno de los principales peligros del filtro es que una vez desplegado, en nombre de la lucha contra la pedofilia en línea, se pueda extender o aprovechar rápidamente para bloquear también, la información sensible de caracter político. Más allá de la posible inconstitucionalidad del almacenamiento de datos. Una cuestión muy alarmante que denuncian los críticos del “Gran filtro Censor” y del registro de usuarios de pornografía infantil es que incluye a aquellas personas que “lleguen” a un sitio indeseado (e indeseable) por un error o engaño de los criminales. Es un cuestión que ya se ha producido y que va más allá de la amenaza que el poder político pueda hacer con los datos almacenados. Los más críticos advierten que nos encontramos ante una repetición de las “excusas” que en el pasado sirvieron – con el argumento de la lucha contra el comunismo – para erradicar las libertades. Quizá no sea para tanto.

Pero la censura es una salida fácil que además exonera a la policía y los jueces de su obligación de perseguir – respetando los derechos y libertades que no admiten criminalización ni prejuicios genéricos – la pornografía infantil y sobre todo a los pedofilos. La censura sólo trata los síntomas criminalizando a todos. Los criminales pedofilos siempre encuentran métodos para eludir en algún momento los sistemas de control… la sociedad debe esperar que la mayoría de ellos también encuentren un horizonte carcelario, pero la sociedad abierta no puede ceder su espacio de libertad al poder político. El Estado policial es una cárcel de inocentes.

Algunos activistas en defensa de los derechos civiles en la era digital se han dirigido a la Comisaria Cecilia Malmström para pedirle una reflexión sobre esta medida que complementa la directiva sobre retención de datos, impulsada en el Parlamento Europeo, y de la que es reponsable:

Europa tiene que dar la vuelta y dejar de sonambulismo en una sociedad de la vigilancia y la censura del Estado. Todos los internautas chinos arriesgan cada día su bienestar por la infracción a través del “muro digital” de la opresión. Europa perderá su necesaria credibilidad para condenar tales violaciónes si estamos a punto de hacer lo mismo.

TJ McIntyre, un activista británico por la “Libertad Digital” envió un correo electrónico al Ministerio del Interior de su país solicitando en base a la Freedom of Information Act 2000 todos los documentos que obrasen en poder del Ministerio del Interior relativos a la participación del Reino Unido en CIRCAMP. Para su sorpresa le contestaron que las cuestiones que ha planteado son responsabilidad del Department for Business, Innovation and Skills (BIS), equivalente aproximado al “Ministerio de Industria”. ¿CIRCAMP en manos del Ministerio de negocios y empresas tecnológicas?, Sí. No! Bueno, la verdad que no se aclaraban. Al final el Ministerio del Interior tuvo que rectificar al “comprobar” que, 1. El activista era muy tenaz. 2. Tenía razón. CIRCAMP era cometencia suya. CIRCAMP está financiado en parte por el programa “Safer Internet” de la Unión Europea y el Reino Unido lidera ese programa a través de su experiencia policial, que el nuevo gobierno británico ha criticado por “violar los derechos civiles”. Ahí es nada. El Ministerio del Interior no había generado ninguna documentación y le remitía, casi cuatro meses después de solicitar los documentos, a un enlace.

Ya tenemos CIRCAMP, gracias a un tenaz activista británico, mejor “situado” que el propio gabinete de atención ciudadana del Ministerio del Interior del Reino Unido. Tres elementos claves trazan las líneas rectas del dibujo de un plan con trasfondo ideológico: La nefasta experiencia de los gobiernos laboristas, el dinero de la UE y obviamente, si de policía se trata: Europol. Así lo ve la policía europea:

Los objetivos primordiales de CIRCAMP es filtrar/registrar y bloquear el equipo o dispositivo móvil de un usuario de Internet que accede a un sitio web con contenidos relacionados con los abusos infantiles de abuso infantil son:

Para evitar la revictimización de los niños que son o han sido víctima de abusos
Para evitar el acceso accidental a dicho contenidos ilícitos y nocivos por el público
Para evitar el acceso deliberado de material de abuso infantil en Internet
Para reducir la base de clientes de estos sitios web ilegales con la asistencia de participantes proveedores de servicios Internet (ISP)

Esta es una medida preventiva. NO se hace con miras a iniciar una investigación contra el usuario, ni para reemplazar a las investigaciones tradicionales en el abuso sexual infantil en Internet.

En los países participantes, los servicios de policía reciben quejas del público a través de líneas directas en relación con los sitios web que muestran material de pornografía infantil. En base a estas denuncias e investigaciones, se hace una lista de sitios web que contienen material de abuso infantil y se ofrece a los proveedores de Internet por el Servicio Nacional de Policía (para bloquearlas o en su caso registrar la IP de los usuarios). Esta lista está respeta la legislación nacional. Por lo tanto el número de sitios bloqueados y la naturaleza de estos difieren entre los países participantes.

¿La policía elaborando “listas negras” a partir de las quejas que recibe del público?

Eso parece y eso preocupa a las asociaciones de la sociedad civil que combaten al “Gran Hermano Digital”. También a la “inmensa minoría” de políticos europeos que tienen el coraje de enfrentarse a un proyecto que se “vende” como defensa de los niños y que impulsa el “Gran Consejo”.

Envalentonados por la victoria-trampa, los enemigos de internet parecen haber encontrado el espantajo con el que poder avanzar, sin excesiva resistencia, en la puesta en marcha de la infraestuctura necesaria para llegado el caso, controlar al usuario. Lo hacen por el bien de los niños.

Foto | 20minutos.es
En Nación Red | Una eurodiputada reconoce su error y dice sentir la derrota por “apoyar” la retención de datos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos