Compartir
Publicidad
Publicidad

Ron Paul, el candidato que defiende a Manning y WikiLeaks, sigue cosechando apoyos

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El 16 de enero un juez militar de EE.UU. que trabaja para el Departamento de Justicia (el gobierno) decidirá con toda probabilidad abrir un Consejo de Guerra por traición contra el soldado que presuntamente filtro el cablegate.

En la última sesión del juicio previo al inexorable Consejo de Guerra, el abogado de Manning explicaba en su alegato final que "los actos de mi cliente son los actos de un joven idealista de 22 años, con grandes convicciones morales que creía que podía cambiar el mundo, hacer algo de provecho, marcar una diferencia. Creyó en un presidente que decía aquello de "Yes We Can" y creyó que al hacer cosas buenas obtendría reacciones positivas. (..) El gobierno le ha pagado reaccionando de forma exagerada, exigiendo que mi cliente pague con su vida (cadena perpetua). Mi cliente quería descubrir la injusticia, quería generar una reacción entre el público, esperaba un gran respeto por el imperio de la ley".

Fuera de la sala, un heterodoxo de la política, Ron Paul, el candidato de los jóvenes y de Internet (también odia la SOPA), seguía cosechando apoyos. Ron Paul es el político que más claramente ha defendido a WikiLeaks y a Bradley Manning: unos valientes que hacen posible que se conozcan los crímenes y abusos del gobierno y sus funcionarios.

Para el libertario que aspira a ser el candidato a la presidencia de EE.UU. por el partido de Bush, el soldado que presuntamente filtró el cablegate ha defendido la Constitución, aunque haya violado técnicamente alguna ley, si lo hizo fue con el propósito de exponer las "cosas horribles" que hace el gobierno.

Para Ron Paul cualquier "ciudadano estadounidense que esté dispuesto a asumir las consecuencias de la desobediencia civil" merece el calificativo de héroe. "Deberían ser vistos como los verdaderos patriotas". Es la voz de un candidato que en el terreno de las propuestas concretas defiende la inmunidad para los funcionarios que hagan públicos documentos como los del cablegate.

El candidato que sube en los sondeos siempre ha elogiado a los valientes activistas de organizaciones como WikiLeaks por proporcionar información secreta sobre la conductas críminales de gobernantes y funcionarios. Lo hizo en el Congreso de los EE.UU.

El candidato de los jóvenes y de Internet es ya un problema de Estado. Su discurso incomoda al búnker. Los "libertarios digitales" (Wert, dixit) impulsan al rebelde que puede ganar en el caucus de Iowa.

En Nación Red | Una web y un soldado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos