Compartir
Publicidad
Publicidad

Verizon impulsa un acercamiento de todo el sector privado a la FCC de Obama

Verizon impulsa un acercamiento de todo el sector privado a la FCC de Obama
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el día en que la gran partida de la "Neutralidad de la Red" se juega en sede gubernamental, Verizon decide plegarse al pragmatismo de la "tercera vía" y se pone del lado de la FCC. Lo hace explicando a Comcast que aquello de bloquear las descargas a los usuarios de programas P2P se podía haber evitado.

¿Pedagogía para la nueva vía dialogante, cantos de sirena dirigidos a llamar la atención gubernamental o foro-trampa para socavar progresivamente la capacidad regulatoria de la FCC con el argumento "liberal" de la autoregulación?.

Los hechos son que Verizon ha promovido un nuevo grupo de diálogo y debate (BITAG) con otras empresas del sector privado para colaborar con el gobierno, más allá de los recelos de algunos de los participantes, la propia Verizon, a algunos aspectos de la regulación que hoy debería dar un gran paso en la FCC.

Una forma elegante de bajar las armas y de buscar una estrategia menos hostil contra la FCC. El foro será supervisado por Dale Hatfield, un respetado profesor y ex Jefe de Tecnología de la FCC.

Los asesores del gobierno han sido invitados a seguir los trabajos del grupo. En el nuevo foro participan los principales operadores y empresas como Google en lo que se interpreta como una prueba de buena voluntad o al menos de no cerrar todas las puertas al diálogo, ni entre empresas con distintos modelos de negocio, ni entre las empresas privadas y una Administración que parece decidida a no ceder, al menos, en lo que respecta a la capacidad de las operadoras para bloquear o limitar el acceso a la red.

Verizon ahora sostiene que su "filosofía dialogante" podía haber evitado el "Caso Comcast". Cuando la operadora comenzó a limitar la conexión de aquellos clientes que usaban BitTorrent, la FCC le obligó a modificar su política.

Un tribunal federal sentenció tres años después que la Federal Communicatons Commission (FCC) no tenía autoridad para obligar a las operadoras a facilitar la misma velocidad de descarga en las conexiones de sus clientes. Esa sentencia espoleó a la Administración demócrata que impulsó una nueva regulación que hoy pasa una importante prueba en la FCC.

Ahora una parte de sector privado quiere evitar la guerra. ¿Es la hora del pragmatismo, tan del gusto del emprendedor norteamericano? Verizon lo tiene claro, así lo explicaba en un debate reciente (pdf) su principal ejecutivo, Link Hoewing:

Así, por ejemplo, el caso de Comcast (...) si hubiese habido un organismo de la industria, y no me refiero sólo a los agentes del sector, también a los defensores de la ingeniería, la tecnología y del mundo académico... deberían ser capaces de reunirse periódicamente y evaluar algunas de estas cuestiones. Así que Comcast podía haber venido y decirnos: 'Mira, tenemos un problema con la congestión de tráfico con el P2P. ¿Cómo tratamos con esto?

BITAG, el nuevo grupo o foro impulsado por Verizon ha tenido un éxito de convocatoria. Están todos (Time Warner Cable, Verizon, Google, Intel, Microsoft, Comcast, AT & T). Ese es el éxito del que presume Verizon. Pero esto es lo que precisamente escama a algunos grupos en defensa de la Neutralidad de la Red y ajenos a los intereses comerciales.

Desde FreePress, el grupo más activo en las denuncias contra los bloqueos de Comcast, han mostrado su preocupación por BITAG. Temen que sea un intento sutil de socavar la FCC y sustituir el concepto de "interés público" por el de "regulación de normas corporativas".

"Permitir que la industria fije sus propias normas es como permitir a BP regular la perforación de los mares", dijo Chris Riley, abogado de FreePress, el grupo que denunció ante la FCC las malas prácticas de Comcast.

El caso de Comcast BitTorrent muestra que sin la supervisión del gobierno, los proveedores de servicio Internet se dedicarán a lo que ya se ha evidenciado que son malas prácticas. "Debe haber un proceso separado de elaboración de normas de la FCC, que puede tomar las recomendaciones de este u otro grupo asesor voluntario en cuenta, pero dar por buenas esas recomendaciones ignora el mandato de la agencia para crear políticas públicas en el interés de todos.

Desde la "Open Internet Coalition", de la que forman parte también empresas como Google que participan en BITAG, dicen no estar dispuestos a tolerar que el nuevo grupo impulsado por Verizon pueda mina las capacidades de la FCC para determinar su plan de neutralidad de la red.

Hay líneas rojas que no se pueden traspasar, confiar en la autoregulación absoluta es una quimera, pues sin respaldo legal sería una fuente de conflictos. Además los grupos de activistas no están dispuestos a fiarse de AT&T o Comcast. Debe ser el Gobierno, por la vía del diálogo, quien en última instancia regule escuchando a todas las partes.

Si "las partes" se ponen de acuerdo, mucho mejor, vienen a decir los defensores más pragmáticos de un "Internet Abierto", pero siempre que el acuerdo no vulnere la neutralidad de la red. La retórica liberal, tan ajena al modelo europeo, siempre envuelve el debate previo que precede a toda gran regulación legislativa. Incluso para defender posturas diametralmente opuestas. Es la hora del regulador.

Foto | Eric Hauser Vía | ars technica En Nación Red | La AT&T amenaza a Obama con no invertir en "redes" si aprueba la "Neutralidad de la Red"

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos