Compartir
Publicidad

Una triquiñuela legal permite al FBI exigir los datos personales de sus clientes a cualquier empresa

Una triquiñuela legal permite al FBI exigir los datos personales de sus clientes a cualquier empresa
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En un contexto en el que el gobierno estadounidense se ha convertido en el protagonistas de no pocas noticias sobre espionaje y seguridad –especialmente tras el caso Snowden- y cuando tan solo hace unos días que hemos conocido que la NSA pretende cambiar su programa de intervenciones telefónicas por otro de “vigilancia doméstica enfocada”, los poderes públicos vuelven a colarse en el panorama noticioso. Esta vez lo hacen de la mano del FBI.

Así, la entidad habría abusado de su autoridad para reclamar a citadas compañías, los datos personales de miles de clientes. Una petición que el organismo lleva años solicitando gracias a una “triquiñuela” legal que permite prescindir de las órdenes judiciales. ¿Quieres saber en qué consiste?

El procedimiento

Captura De Pantalla 2015 12 01 A La S 15 00 30

De esta manera y por primera vez, el propietario de una de estas empresas ha decidido contar su caso. En concreto este se remonta a 2004, cuando Nicholas Merrill decidió negarse ante la demanda de esta clase de datos; un acto que le ha valido una batalla judicial que ha durado once años y un secreto de sumario “eterno” que ya ha sido levantado.

Tras su dilatado triunfo, hoy este ciudadano puede afirmar ya sin miedo que el FBI presiona a muchas de las compañías online para que lo hagan (entregarles esa información privada). Y lo logran gracias a una interpretación muy particular de la Ley de Seguridad Nacional (NSL por sus siglas en inglés) y a un sistema de cartas –emiten más de 10 mil al año- que tan solo requiere de la firma de un agente del cuerpo y ninguna supervisión judicial.

"Durante más de una década, el FBI ha estado exigiendo información personal extremadamente sensible sobre los particulares mediante el envío de cartas a los negocios en línea como el mío”

"Han interpretado su autoridad para abarcar los sitios web que leemos, las búsquedas que realizamos, las personas que contactamos, y los lugares a los que vamos. Este tipo de datos revelan los detalles más íntimos de nuestras vidas, incluyendo nuestras actividades políticas, afiliaciones religiosas, las relaciones privadas, e incluso nuestros pensamientos privados y creencias ", afirma el implicado.

Vía | Universidad de Derecho de Yale

En Xataka | La NSA no podrá espiar las llamadas telefónicas en EE.UU. desde mañana

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio