Publicidad

YouTube quería filtrar el contenido que se subía a YouTube Kids pero lo cancelaron en el último momento, según Bloomberg

YouTube quería filtrar el contenido que se subía a YouTube Kids pero lo cancelaron en el último momento, según Bloomberg
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

A finales de 2017, una ola de vídeos perturbadores fue descubierta en YouTube Kids, y Google decidió poner a 10.000 personas a revisar el contenido que se sube a la plataforma pensada para los más pequeños de la casa.

Y es que, si en la versión "normal" de YouTube ya nos encontramos con algunos problemas en cuanto a algoritmos, en la versión dirigida a los niños hay que extremar las precauciones sobre el contenido que pueden llegar a ver.

Evitar ser una especie de "medio de comunicación"

Podría tener sentido que un grupo de personas se dedicase a curar esta experiencia. En un informe publicado en Bloomberg, Mark Bergen y Lucas Shaw aseguran que, precisamente, esa era la apuesta inicial.

Al parecer, YouTube habría reunido a un grupo de 40 empleados bajo el nombre clave de "paso de peatones" ("Crosswalk"), en referencia a las numerosas "calles" de la plataforma y el potencial peligro que puede encontrarse en ellas.

Una de las propuestas era filtrar todos y cada uno de los vídeos dirigidos a niños menores de ocho años, para asegurarse así de que no llegasen a ningún contenido inapropiado en YouTube Kids.

Aseguran que esta propuesta comenzó a cobrar cada vez más fuerza, hasta el punto de que llegó a aparecer en un comunicado de prensa. Sin embargo, en el último momento Susan Wojcicki (CEO de YouTube) decidió cancelar este plan.

Esta propuesta llegó a aparecer en un comunicado de prensa

Y es que este tipo de curación o moderación de contenido haría que YouTube se convirtiese, en cierto modo, en un medio de comunicación. Seguramente, cancelando esta plan buscaron evitar tener que enfrentarse a críticas por censura de contenido o tener que ser "responsables" de si algún tipo de vídeo incumple algún derecho de autor o promulga un discurso de odio.

No hay que olvidar que, además de permitir a los padres deshabilitar recomendaciones y ver los vídeos por sí mismos, YouTube Kids ofrece un pequeño número de "colecciones" de confianza que han sido curadas por socios de confianza.

De todos modos, estas colecciones están pensadas para alimentar a los algoritmos de YouTube, más que tener un foco protagonista dentro de la app. El informe de Bloomberg es interesante porque nos cuenta cómo pudo haber sido muy diferente la estrategia de contenido de esta plataforma.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios