Publicidad

Lavabit, un servicio de correo que garantiza nuestra privacidad

Lavabit, un servicio de correo que garantiza nuestra privacidad
21 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los servicios de correo gratuito, como Gmail, Outlook.com o Yahoo! Mail, ofrecen cuentas a cambio de una publicidad "a medida", basada en palabras clave contenidas en nuestros textos; dicho de otro modo, nuestros correos no son completamente privados, aunque "quien" husmea en nuestra buzón sea un algoritmo.

Si a esto añadimos el asunto PRISM, a algunos usuarios les puede tentar buscar soluciones alternativas. Una opción para estos últimos es Lavabit, un servicio de correo poco conocido, cuenta con unos 350.000 usuarios, cuyo enfoque principal es no sacrificar nunca la privacidad del usuario a cambio de un beneficio económico.

h2. Oferta de cuentas de Lavabit

Lavabit ofrece dos tipos de cuentas gratuitas y dos de pago. La cuenta básica tiene un límite de almacenamiento de 128 MB y no muestra publicidad. La otra gratuita se denomina Cuenta personal, donde el límite de almacenamiento se eleva a 1.024 MB y sí puede mostar publicidad, aunque ésta no es contextual.

En cuanto a las cuentas de pago, tienen un precio muy razonable, acompañadas de un extra que puede ser muy apetecible: el correo se almacena en el servidor cifrado con nuestra contraseña, y según los responsables del servicio, ni ellos mismos pueden acceder al contenido. Por 8 dólares al año dispondremos de una cuenta "Enhanced", y la "Premium" cuesta 16 dólares al año.

Lavabit, oferta de cuentas

h2. Cómo obtener una cuenta Lavabit

Lo primero que notaremos a la hora de dar un alta, es la escasa información que solicita el servicio: nombre de usuario, contraseña (con confirmación) y un código de seguridad que se genera de forma automática.

No pide nombre real, ni dirección postal, ni teléfono, como hacen otros servicios. Tampoco requiere vinculación alguna con redes sociales, ni cuenta de correo asociada por si extraviamos la contraseña. Más privado, imposible. Eso sí, si olvidamos la contraseña estamos perdidos; Lavabit no dispone de un mecanismo para restaurar la misma.

Lavabit tiene un procedimiento para evitar el abuso en la creación de cuentas gratuitas, y es que sólo permite un alta cada 24 horas. Además, tendremos que usar el servicio al menos una vez cada 120 días. El filtro es bastante efectivo. El portal dispone de una página de ayuda (en inglés), para solventar cualquier duda.

Lavabit, formulario de alta

h2. Acceso a Lavabit

Lavabit dispone de correo vía web, además de ser accesible con clientes POP3/IMAP. El servicio recomienda el uso de Mozilla Thunderbird, pero cualquier cliente con esas características es válido. El correo saliente se gestiona mediante el protocolo SMTP. Tanto SMTP como POP3 pueden configurarse sobre SSL.

La interfaz del cliente web es completamente espartana, disponiendo de las opciones necesarias para leer y enviar correo sin florituras, que a la postre es de lo que se trata. Como podéis apreciar en la imagen de portada, cuenta con todos los controles necesarios y nada más.

Según se informa en la web del servicio, Lavabit sólo divulgará información privada si es legalmente obligado por los tribunales de acuerdo con la Constitución de los Estados Unidos. El resto de los principios por los que Lavabit se mueve están en la misma dirección: respeto a la privacidad del usuario y seguridad.

Lavabit, confirmación de alta
Tras el "Next" del alta no hay "paso dos", sólo confirmación

h2. Lavabit conclusiones

Ayer cree la primera cuenta, distinta de la que veis, para uso personal. Probé a enviar varios correos desde y hacia la cuenta, el servicio de correo funciona como tal en los mismos términos de velocidad que cualquier otro que conozca. En este sentido nada que objetar.

Creo que en este momento, Lavabit es la mejor oferta alternativa a los clientes gratuitos generalistas, desde el punto de vista de la privacidad y seguridad. La empresa se rige por las leyes de EEUU y ya hemos visto cómo se las gastan por aquellos pagos, pero leyendo la política de privacidad y la filosofía del proyecto, todo apunta a que son serios. Ahora está en vuestra mano optar o no por Lavabit.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir