Compartir
Publicidad
Facebook sabía que los menores gastaban dinero en juegos, y no hizo nada por remediarlo
Redes sociales y comunidades

Facebook sabía que los menores gastaban dinero en juegos, y no hizo nada por remediarlo

Publicidad
Publicidad

Facebook lleva tiempo rebotando de polémica en polémica, recuperándose de una saltando a otra distinta. Una serie de documentos internos ahora revelan que Facebook sabía que menores gastaban dinero en juegos dentro de la plataforma, y lo peor de todo es que sabían que lo hacían sin el consentimiento de sus padres.

Estos documentos son parte de una demanda colectiva en la que denuncian cómo la red social consiguió captar dinero de niños mediante juegos en línea (como por ejemplo 'Angry Birds', 'PetVille' o 'Ninja Saga').

"Ballenas" que generan miles de dólares

Dicha demanda colectiva se resolvió en el año 2016, después de que Facebook accediera a cambiar estas prácticas. Al parecer, entre el año 2008 y 2014 Facebook confirmó que había generado 34 millones de dólares de cuentas de niños creadas en los Estados Unidos.

Toda esta información se ocultó al gran público, pero ‘Reveal from the Center of Investigative Reporting’ (una organización estadounidense sin ánimo de lucro dedicada al periodismo de investigación) pidió que se hiciera pública y un juez ordenó a Facebook que entregara la información adicional.

Llama la atención que, a diferencia de otras plataformas, Facebook no exigía al usuario una autenticación a la hora de realizar las compras. Es decir, que la red social no pedía a los menores que volvieran a introducir los datos antes de realizar el pago.

Petville Visit Friends 3

Entre las más de 135 páginas de documentos (en las que se pueden leer estrategias secretas y correos electrónicos entre empleados) pintan una imagen de Facebook demasiado ambiciosa, alentando a los desarrolladores de juegos a conseguir que los niños gasten dinero sin el consentimiento de sus padres.

Alentaban a los desarrolladores a que consiguiera que los menores gastaran dinero sin el consentimiento de sus padres

En muchas ocasiones los niños no sabían que estaban gastando dinero real (algo que se puede leer en otro informe interno), algo de lo que estaban al tanto los trabajadores de Facebook. En sus informes se reflejaba que algunos menores no sabían que las tarjetas de crédito de sus padres estaban conectadas a sus cuentas.

Facebook se refería a estos menores como "ballenas" (whales), un término que se utiliza en los casinos para describir a las personas que despilfarran su dinero.

Loe más preocupante es que no existía un proceso para pedir que les devolvieran el dinero, y en algunos casos las cifras eran de vértigo: un quinceañero llegó a gastar 6.500 dólares en tan solo dos semanas y Facebook se negó a devolver el dinero.

Facebook Responde

Nos hemos puesto en contacto con Facebook para que nos den su versión de lo ocurrido y saber si esta situación sigue ocurriendo. Aseguran que el Center for Investigative Reporting les contactó el año pasado, y que "voluntariamente" entregaron los documentos.

Continúan afirmando que "ahora hemos dado a conocer documentos adicionales según las instrucciones del tribunal" y que están trabajando "con padres y expertos para ofrecer herramientas a las familias".

Concluyen aclarando que ahora "examinan rutinariamente sus propias prácticas" y en 2016 acordaron actualizar sus términos, "proporcionando recursos dedicados a las solicitudes de reembolso relacionadas con las compras relacionadas por menores en Facebook".

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio