Compartir
Publicidad
Publicidad

De la aplicación al servicio web

De la aplicación al servicio web
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las últimas tendencias que podemos ver en la red nos pueden hacer pensar que las actuales aplicaciones web están re-enfocándose más hacia la fuente original de la que partían, los servicios web. Recordemos que una aplicación web no es lo mismo que un servicio web, siendo la primera una aplicación en web similar a un software de escritorio mientras que el segundo se muestra más partidario del intercambio de datos entre un cliente y un servidor de datos, que generalmente podremos encontrar en formato XML o JSON, entre otros.

En los últimos días he estado leyendo diversas noticias como la nueva extensión de Del.icio.us que nos permite, además de aportar soporte para Firefox 3.0, sincronizar totalmente los marcadores de Firefox con el gestor de marcadores online evitando, u obviando, la necesidad de entrar en la versión web del mismo que muchos conocemos y relegando la gestión tanto de los nuevos marcadores como de los existentes al mismo Firefox. ¿En qué convierte ello a Del.icio.us? En no más que un servicio web, servidor web que provee datos remotamente, con el que accederemos desde un cliente, Firefox. La aplicación web se queda en servicio web.

Otra de las aplicaciones que más soporte para una buena cantidad de aplicaciones de escritorio o locales es Remember The Milk, que la semana pasada lanzó la primera versión de su cliente para Blackberry con el objetivo de sincronizar las tareas que apuntemos en el terminal de RIM con la aplicación, perdón, el servicio web. Del mismo modo, ayer se publicó la extensión Remember The Milk Provider que ejecuta la misma funcionalidad pero tratando con Thunderbird y el añadido Lightning, haciendo las funciones por un lado para mostrar nuestra agenda/calendario y por otro para sincronizar las tareas con el sistema GTD en web, Remember The Milk.

Recordemos que Google Calendar Provider comentado en Genbeta también sincronizaba con el servicio web, por lo que podemos llegar a convertir en un cliente (a nivel global) a Thunderbird+Lightning si utilizamos una cuenta de correo con soporte para IMAP, vease Gmail. La aplicación web se queda en servicio web.

Hace unos días también saltaba la noticia de que se estaba planeando crear una versión standalone de Twitter que podría ser instalada en cualquier servidor web que se nos antojase relegando el almacenamiento de los datos y la función de servidor a Twitter.com, de modo que dicha versión standalone no sería más que un cliente que recogería los datos en formato RSS y enviaría los datos a través de XMPP. Clientes de Twitter (Twhirl o Twitterrific, por poner un par de ejemplos) que nos evitan tener que recargar una y otra vez, podrían poner la primera piedra para convertirse en clientes de microblogging, soportando diversas plataformas.

YouTube o Flickr tampoco se escapan ya que la creciente tendencia de aplicaciones que soportan, no únicamente, la recuperación de los datos de los vídeos ( o las fotos) junto con su visualización e incluso la posibilidad de subir tales medios al servidor en cuestión, crecen a diario y los convierten en meros servicios seb más que aplicaciones.

La creciente actividad de los usuarios en la red hacen evolucionar la tendencia hacia una unificación de los distintos servicios en un único lugar que aúne las distintas funcionalidades, un cliente universal. De ahí nace el lifestream. Diversos clientes web como Friendfeed, clientes de escritorio como AlertThingy y móviles tienen como objetivo el recoger los datos de los distintos servicios web que utilizamos, y que utilizan nuestros contactos, como aplicaciones web para enfocarlos a servidores siendo clientes de nuestra actividad 2.0.

El futuro no se limita a la recuperación de datos, ya que no soluciona globalmente el problema, sino que requiere de una implementación global de todas las funcionalidades básicas de la aplicación web para su uso como servicio web desde un cliente, sin importar el lugar, momento, sistema operativo o plataforma, un cliente 2.0.

La problemática básica de este cliente 2.0 es que, si es web, nos devuelve ainicio ya que necesitaríamos abrir el navegador en nuestra plataforma X, no debería importar a priori, y visualizar las últimas actualizaciones, con lo que dicho cliente se convertirá en un agregador y servidor de datos en RSS, por ejemplo, que será recogido por otro cliente que únicamente se encargará de obtener dichos elementos ya filtrados.

Y comienza, en este punto, una batalla entre la agregación y la expansión entre plataformas de desarrollo, como AIR y Silverlight, pasando por proveedores como OpenSocial o Facebook Apps. La aplicación web se convierte en cliente que evoluciona a servicio web y vuelta a empezar.

En resumen, el cliente local es el cliente final, sin importar los intermediarios entre el mismo y los servicios web originales, lo cual augura el fin de los agregadores sociales en web.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos