Compartir
Publicidad

El sexo sigue tomando Internet: así está siendo el estreno de los dominios .sex

El sexo sigue tomando Internet: así está siendo el estreno de los dominios .sex
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pese a las críticas recibidas por el lanzamiento de sus dominios .sucks, la empresa ICM Registry sigue adelante con su polémico y lucrativo negocio poniendo a la venta los nuevos dominios .sex. Estos nuevos dominios pueden empezar a registrarse a partir de este mes, y su demanda está superando las expectativas alcanzando un mayor número de reservas en sus primeros días que el resto de dominios de la empresa, como los mencionados .sucks o los .xxx y .porn.

¿Pero qué hay detrás del rotundo éxito de este tipo de dominios y quienes son los que los están comprando? La respuesta a esta pregunta esconde sorpresas, ya que según ICM casi se pueden contar por igual las empresas que los compran para proteger su marca y aquellas que de verdad están interesadas en hacer negocio y abrir una página con ellos.

Si miramos entre los dominios que ya han empezado a ser reservados podemos encontrarnos con rarezas como pokemon.sex, supermario.sex.viking.sex o pikachu.sex, pero en la lista también nos encontramos con que empresas de renombre como Apple ha preferido pagar a curar, y ya ha registrado dominios como apple.sex, iphoto.sex o itunes.sex entre otros.

¿Se puede hacer negocio de la extorsión?

Captura De Pantalla 118

El lanzamiento de estos dominios se está realizando en tres fases. La primera dura todo este mes, y en ella las empresas y famosos que pudieran verse afectadas por ellos tendrán un periodo de 30 días para comprarlos. El mes que viene empezará un segundo periodo en el que los dueños de dominios .xxx y similares tendrán opción de reservarse también un .sex, y el 4 de noviembre ya se liberarán los registros para que cualquiera pueda hacerse con ellos.

La polémica aquí la encontramos en la pregunta de hasta qué punto está extorsionando ICM de manera indirecta a unas empresas o celebridades que se están viendo obligadas a comprar los dominios si no quieren que su imagen pueda verse perjudicada. Desde el Centro Nacional sobre la Explotación Sexual consideran que un negocio como este debería considerarse ilegal, y además denuncian que con él se está propiciando a que haya aun más porno en la red.

Desde ICM Registry en cambio se defienden diciendo todo lo contrario y defendiendo que sus dominios ayudarán a una mejor regulación del porno en la red, y que además gracias a ellos los padres tendrán más fácil el poder bloquear el acceso de sus hijos a este tipo de contenidos. Después de todo, nadie entraría a una página .sex sin querer.

Es innegable que quien comercializa estos dominios se está aprovechando del miedo de las empresas de ver perjudicada su imagen, y que por mucho que estos se escuden en la excusa de que ayudan a regular el porno en la red ese no es su objetivo principal. Ahora bien, ¿hasta qué punto debería prohibirse o no la venta de este tipo de negocios? ¿Vosotros qué opináis?

Vía | Motherboard
En Genbeta | La polémica está servida con los nuevos dominios .sucks. ¿Marketing o extorsión?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio