Compartir
Publicidad
Publicidad
Auge y caída de Yahoo!: de cómo un gigante de Internet pasó a ser un estigma
A fondo

Auge y caída de Yahoo!: de cómo un gigante de Internet pasó a ser un estigma

Publicidad
Publicidad

Yahoo tal y como la conocemos ha muerto, más o menos. Cuando os hablamos de la compra por parte de Verizon de parte de su negocio operativo por 4.830 millones de dólares, os dijimos que la empresa resultante dejaría de llamarse Yahoo para empezar a operar como una compañía de inversión que cotiza en bolsa. Ese momento parece apunto de llegar, y los restos independientes de Yahoo pasarán a llamarse 'Altaba'.

Por lo tanto, el nombre de Yahoo como entidad se perderá, aunque Verizon espera poder seguir utilizándolo en los servicios que le compró en la empresa. En cualquier caso, el final no deja de ser uno de los peores imaginables para una empres que en su día lideró la revolución de Internet, y que ha ido perdiendo peso hasta que su propio nombre se ha convertido en un estigma.

Vale, pero ¿qué es Yahoo y qué es 'Altaba'? Por una parte, se servicios que pertenecerán a Verizon si no se echa atrás en su compra, como Yahoo Mail, Sports, Finance o News seguirán utilizando el nombre maldito de la entidad, ya que después de todo la historia de ese nombre es parte de lo que compró la operadora.

Mientras, las acciones en el grupo Alibaba, Yahoo Japan y miles de millones en efectivo y otros activos no formaron parte del acuerdo con Verizon, por lo que siguen perteneciendo a la empresa antes conocida como Yahoo, que tras quedarse sólo con esas pequeñas piezas ahora operará con el nombre de 'Altaba'.

Lo que sí que queda en el aire es el futuro de Marissa Mayer. En los últimos meses, los inversores de Yahoo la han querido echar, por lo que es lógico que de materializarse el cambio de nombre ella quiera dimitir como CEO de la empresa resultante. Pero Verizon aún no se ha pronunciado, por lo que aún es posible que pueda seguir con la parte que sí mantiene el nombre Yahoo ahora que es parte de la operadora. Habrá que esperar acontecimientos para ver cómo acaba la historia.

Del cielo al infierno en sólo un año

Old Yahoo

Pero antes de que Yahoo se dividiese y cambiase de nombre, muchos años antes, la empresa fue todo un peso pesado en la revolución de Internet. Nació en enero de 1994 fundada por dos estudiantes de postgrado de la Universidad de Stanford, Jerry Yang y David Filo, y fue constituida como empresa un año después, el 2 de marzo de 1995.

En un principio, antes de su nombre actual la página se llamaba "Jerry and David's Guide to the World Wide Web", y la guía era un sencillo directorio organizado de otras páginas web. Pero en abril del 94 pasó a llamarse "Yahoo!", y durante la década de los 90 fue creciendo, diversificándose y comprando otros proyectos hasta convertirse en un portal con varios servicios.

Entre los productos lanzados durante esa década nos encontramos con nombres como My Yahoo!, Yahoo! Travel, Yahoo! Sports, Yahoo! Games, Yahoo! Calendar o Yahoo! Messenger. También se fueron lanzando páginas específicas para diferentes países, como un Yahoo! Spain presentado el 11 de noviembre de 1998.

Con todos estos productos y compras tan importantes como la de Geocities, las acciones de Yahoo! se dispararon durante la Burbuja de las punto-com, alcanzando en el año 2000 su máximo histórico de 118.75 dólares por acción. Sin embargo, tras explotar la burbuja, las acciones cayeron hasta su mínimo histórico de 8.11 dólares en 2001.

Sus días de gloria habían llegado a su fin, y la empresa pasó del cielo al infierno en sólo un año. Y es aquí, en la gestión de esta crisis, donde Yahoo! empezó a cometer graves errores que impidieron que consiguiera remontar el vuelo y seguir liderando el sector. De hecho, los errores sembrarían las bases para que acabasen viéndose en la situación actual una década y media después.

Las oportunidades perdidas de Yahoo!

Yahoo luces

Para empezar, Yahoo pudo haber comprado Google dos veces. La primera oferta llegó en 1998, cuando Sergey Brin y Larry Page le ofrecieron su buscador a Yahoo! por un millón de dólares. Yahoo! rechazó comprarlo porque Google tenía una filosofía opuesta a su portal. Google daba respuestas rápidas a preguntas, mientras que Yahoo! pretendía que los usuarios pasasen en sus servicios la mayor cantidad posible de tiempo.

Viendo en lo que se ha convertido hoy Google, podemos asegurar que este puede ser fácilmente el mayor error que cometió Yahoo! en toda su historia. Y lo que es peor, fue un error que cometió dos veces por no querer rascarse un poco el bolsillo. n¡ En 2002, viendo cómo estaba creciendo Google, Yahoo! les ofreció tres mil millones de dólares, a lo que los del buscador respondieron pidiendo cinco mil. Esta fue una cantidad que echó para atrás la operación al parecer excesiva, pero que nuevamente podría haber cambiado el panorama online tal y como hoy lo conocemos.

Peor que dejar pasar dos veces una oportunidad de oro fue que Yahoo! no aprendiese de sus errores. En 2006 intentó comprar Facebook por 1.000 millones de dólares. Zuckerberg rechazó la oferta, pero testigos aseguran que los inversores le hubieran obligado a vender su red social si Yahoo hubiese insistido con una oferta que superase los 1.100 millones.

El último tren de la empresa partió en 2008, cuando decidió declinar una oferta de compra de Microsoft, que ofreció 40.000 millones de dólares por ella. Yahoo! argumentó que era una cantidad insuficiente, aunque viendo cómo evolucionó su servicio y cómo al final la cantidad pagada por Verizon ha sido de sólo 4.830 millones de dólares, más hubiera valido que se hubiesen conformado.

Marissa Mayer, la empleada número 20 de Google y la primera ingeniera del buscador, decidió abandonar su puesto tras 13 años en Google y convertirse en la nueva CEO de Yahoo en julio del 2012. Ella fue la elegida para tratar de reorganizar la empresa, buscarle una identidad y utilizar su experiencia para tratar de volver a hacerla relevante.

En un principio las cosas parecían ir bien. En 2013 el tráfico de Yahoo! creció en un 20%, pero ni ese primer impulso ni la compra de hasta 34 startups consiguieron enderezar el rumbo, y en enero del 2014 vieron caer sus ingresos. Fue entonces la primera vez que se empezó a hablar de alarma al ver que quizá Mayer no sería capaz de resucitar a un gigante de las dimensiones de Yahoo!.

La venta de Yahoo: su último gran culebrón

Mayer Triste

Tras el fracaso de los intentos de Mayer de enderezar el rumbo de la empresa, la alarma finalmente saltó a la vista de todos cuando en noviembre de ese mismo 2014 se anunció que Yahoo estaba a punto de realizar despidos masivos en toda Europa. A nivel nacional, este plan reestructuración podría traducirse en hasta 100 despidos en sus sedes de Madrid y Barcelona, lo que vendría a ser el 90% de su plantilla.

Un año después, en diciembre del 2015, se empezaba a filtrar que podría estar considerando la venta de su negocio online. Aunque en un principio la empresa no confirmó nada, sólo una semana después ya se apuntaba a que no vendería sus acciones de Alibaba, sino que preferiría vender su negocio online, aunque también se barajó la tercera posibilidad de deshacerse de Mayer y del 75% de su plantilla.

El tema durmió con el final del año, pero en marzo del 2016 volvió a filtrarse que Yahoo! ya había puesto el cartel de 'Se Vende', y que habría empezado a enviar acuerdos de confidencialidad a los posibles interesados en hacerse con ella para iniciar las conversaciones.

Lejos de intentar dar una imagen seria para no perder mucho valor, Yahoo! se convirtió en un sálvese quien pueda. Por una parte, Marissa Mayer capeaba el temporal como podía asegurando tener un plan para enderezar el rumbo en sólo tres años, mientras que por otra los inversores amenazaban con tomar la empresa por la fuerza y despedir a todos los directivos.

En abril empezaron a sonar los primeros nombres de empresas interesadas en hacerse con el portal, como Google o Verizon. A las pocas semanas empezamos a temernos lo peor, que Yahoo acabaría vendiéndose a mitad de precio después de que la presentación a los posibles compradores no pareciese haberles convencido demasiado.

Pero este tipo de informaciones sólo fueron el clásico tiro y afloja en cualquier negociación. Quien acabó llevándose el gato al agua fue Verizon, que anunció en julio la compra de Yahoo! por 4.830 millones de dólares. Poco sabía la operadora lo que se le venía encima justo después de haber confirmado su adquisición.

Un mes después de la venta a Verizon llegó la gran filtración

En agosto del 2016 llegó la gran filtración cuando 200 millones de credenciales de cuentas de Yahoo! salieron a subasta en la Darknet. Pero la cifra acabó creciendo, y en septiembre la empresa confirmó que el número de cuentas comprometidas ascendía a casi los 500 millones. El hackeo fue obra de "Peace", que se hizo un nombre en la red con sus múltiples filtraciones.

Con toda esta tormenta, el pasado noviembre desde el propio portal empezó a temerse por la operación de venta a Verizon, y desde la propia operadora llegaban rumores que apuntaban en esa dirección. Aún así, el movimiento anunciado hoy por parte de 'Altaba' parece ser un intento de normalizar las cosas, un gesto que apunta a que todo parece ir según lo planeado.

Pero la verdad es que Verizon todavía no se ha pronunciado oficialmente, por lo que aún queda la posibilidad de que el culebrón se alargue unas semanas más y acabe con plantón en el altar. Aún así, estando ya anunciado el acuerdo lo lógico sería que este acabase cerrándose aunque sea por menor cantidad de la acordada. Los cambios en Yahoo parecen apuntar en esta dirección.

Imágenes | Neon Tommy, Yahoo! Community y TechCrunch
En Genbeta | ¿Cuánto más puede seguir Yahoo sobreviviendo a sus propios errores?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos