Barcelona ha impuesto a los coches VTC a medir 4,9 metros. La solución de Bolt es de lo más ingeniosa

Barcelona ha impuesto a los coches VTC a medir 4,9 metros. La solución de Bolt es de lo más ingeniosa
5 Comentarios

Cataluña, como Madrid, permitirá a las empresas VTC seguir operando en su territorio a partir del 1 de octubre, pero con muchas más condiciones que las que ha puesto la región central de España. Ahora, tras la entrada en vigor del Decreto Ley 1/7/2022 que va a entrar en vigor, hay muchas normas que harán muy difícil a muchos de los coches circular.

Por ejemplo, la longitud mínima de los VTC debe ser de 4,9 metros. Ese no es un tamaño común en los coches y tampoco en los que componen la flota de emprsas como Uber o como Bolt. Pero como Bolt ya ha dicho que se quedará en Cataluña sea como sea y que ya verá cómo irse adaptando a tanta norma, ya ha encontrado una solución para también cumplir esta.

Esto se traduce a que si un coche no mide 4,9 metros, se hará algo para que sí llegue a ese tamaño. De este modo, en su flota VTC se han incorporado parachoques homologados. Estos parachoques alargan un vehículo. Un coche común suele medir entre 4,3 y 4,5 metros de largo.

En el año 2019, Uber y Cabify anunciaban su marcha de Barcelona, tras entrar en vigor del decreto de la Generalitat de Catalunya que estableció [nuevas normas a las que debían](Se especulaba con la posibilidad de la suspensión de sus servicios y, finalmente se ha producido: Uber y Cabify han anunciado que se marchan de Barcelona. Ambas lo harán este viernes, cuando entra en vigor del decreto de la Generalitat de Catalunya que establece nuevas normas a las que deben atenerse.) atenerse. Ahora las VTC no parecen querer ceder.

Otras normas para que un VTC pueda seguir

Lexi Anderson G8wprjynqwq Unsplash

El pasado mes de julio el Consejo Ejecutivo de la Generalitat aprobaba el Decreto Ley 1/7/2022. Este regula que las VTC puedan seguir operando en la región desde el 30 de septiembre pero con (muchas) condiciones. El decreto tiene una vigencia de dos años prorrogables.

Para conducir un coche en nombre de empresas como Uber o Bolt hay que ser titular de una autorización de VTC domiciliada en Cataluña, cuyo vehículo haya sido adscrito durante al menos el último año. Las VTC tendrán que disponer de un seguro que cubra hasta 50 millones de euros la responsabilidad civil (es análoga al seguro que se le obliga a los taxistas tener).

Los conductores deben estar en posesión del permiso de conducción de la clase B o superior con al menos dos años de antigüedad. En Madrid sirve con tenerlo desde hace un año, según el último anuncio de la presidenta Ayuso. Los coches que sean nuevos tienen que tener obligatoriamente el reconocimiento ECO.

Los ayuntamientos podrán exigir a los conductores contar con una formación que muestre que conocen la región donde circulan. En Madrid sucederá algo similar: Los conductores de VTC tendrán que pasar un examen para obtener permiso para ejercer esta labor donde demuestren que conocen la lengua española, cultura de la ciudad y de la región de Madrid y que tenga conocimientos en el manejo de los dispositivos de navegación, aunque esta medida aún no tiene fecha en la capital.

Temas
Inicio
Inicio