Publicidad

Caretas de cerdo ensangrentadas y cajas con cucarachas vivas: acusan a exempleados de eBay de una extraña campaña de ciberacoso

Caretas de cerdo ensangrentadas y cajas con cucarachas vivas: acusan a exempleados de eBay de una extraña campaña de ciberacoso
Sin comentarios

Seis ex empleados de eBay fueron imputados hace unas horas, por presuntamente llevar a cabo una extraña campaña de ciberacoso que derivó en envíos un tanto extraños: una máscara de cerdo ensangrentada, una caja con cucarachas vivas o un feto de cerdo (real).

Las víctimas de esta campaña fueron una pareja que inició una newsletter en la que eran muy críticos con la compañía. Tras una investigación interna, eBay decidió despedir a los empleados el pasado mes de septiembre.

Coronas funerarias y libros "para sobrevivir a la pérdida de un cónyuge"

En agosto de 2019, cuando la newsletter de esta pareja incluyó un artículo sobre un litigio que involucraba a eBay, dos ejecutivos de la compañía supuestamente "enviaron o reenviaron mensajes de texto" en los que se sugería que había llegado el momento de "destruir al editor de la newsletter".

Fue entonces cuando presuntamente empezaron a enviarles estos artículos tan horripilantes para asustarlos. Además de la máscara ensangrentada y el feto de cerdo, les enviaron una corona funeraria y un libro sobre 'cómo sobrevivir a la pérdida de un cónyuge'.

Por si fuera poco, luego llegaron una serie de mensajes privados en Twitter y tweets públicos en los que criticaban a la newsletter y amenazaban con hacer una visita a la pareja. En la denuncia también se detalla que supuestamente tenían planeado vigilar a las víctimas en su hogar y comunidad.

Según el Departamento de Justicia, algunos de los acusados se inscribieron en una conferencia sobre desarrollo de software en Boston, para luego dirigirse a la casa de las víctimas en Natick (Massachusetts).

La pareja se dio cuenta de la vigilancia y avisó a la policía local antes de que entrasen en su casa

Supuestamente, tenían la intención de entrar en el garaje de la pareja e instalar un dispositivo de rastreo GPS en su coche, pero las víctimas se habrían dado cuenta de la vigilancia y avisaron a la policía local. Se apunta que los empleados de eBay intentaron interferir en la investigación que vino a continuación.

James Baugh (exdirector sénior de Seguridad en eBay), David Harville (exdirector de resiliencia global), Stephanie Stockwell (encargada del Centro de Inteligencia Global), Stephanie Popp (encargada de la inteligencia global), Brian Gilbert (responsable de Operaciones Especiales) y Veronica Zea (exanalista de inteligencia como contratista para eBay) fueron arrestados y acusados por conspirar para llevar a cabo este acoso cibernético.

"eBay pide disculpas a las personas afectadas y lamenta que hayan sido sometidas a esto. eBay exige a sus empleados altos estándares de conducta y ética y continuará tomando las medidas apropiadas para asegurar que estos estándares sean seguidos".

La empresa pidió perdón a la pareja y emitió un comunicado en el que afirman que no toleran este tipo de comportamientos. Esta investigación interna también indagó si el CEO de la empresa en aquel momento (Devin Wenig) estuvo implicado en este incidente.

Desde eBay afirman que, "aunque las comunicaciones de Wenig fueron inapropiadas, no había prueba de que conociera de antemano o autorizara las acciones que más tarde se dirigieron a la bloguera y a su marido".

Presuntamente, los acusados intentaron interferir mintiendo tanto a la policía como a los abogados de eBay sobre su participación en la campaña. Se enfrentan a penas de hasta cinco años de prisión, tres años de libertad supervisada y multas de hasta 250.000 dólares.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios