“Os honra el sacrificio”. Un CEO impone volver a la oficina y alaba que un empleado venda a su perro para poder adaptarse

Ceo
20 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Los discursos de CEO que, como ahora tienen que ser online en muchos casos, por la distancia con sus trabajadores, están dejando grabaciones para el recuerdo.

Hace unos días, ante las preocupaciones de sus empleados por la posibilidad de no obtener una bonificación este año, Andi Owen, CEO de una de las principales empresas de diseño de muebles y equipos de oficina del mundo, MillerKnoll, dijo a la gente que abandonasen la "ciudad de dar pena". 

Pues bien, hoy tenemos como protagonista a James Clark, CEO de Clearlink, que en un discurso muy "random" entre sus trabajadores para instarles a volver a la oficina y afirmando que hay gente que puede pasar un mes entero sin abrir su PC cuando trabajan desde casa, alabó la decisión de un empleado (de la que dice enterarse mientras da esa charla).

Sacrificios para volver a la oficina

Clearlink es una empresa de marketing digital de Utah. La semana pasada, en una videollamada con sus empleados les comentó: "desafío a cualquiera de vosotros a que trabaje más que yo, pero no lo haréis". La charla tiene el propósito de instar a los trabajadores a volver a la oficina, desprestigiando también lo que muchos empleados hacen desde casa, pero mezcla muchas cosas.

"Estoy totalmente de acuerdo con lo que estamos haciendo aquí en Clearlink, y quiero que lo sepáis y lo sintáis" y pidió sacrificio: ir a la oficina, "sangre, sudor y lágrimas", trabajar duro y volver a casa con la familia

Al mismo tiempo, alaba a alguien que ha vendido a su mascota para poder adaptarse a los cambios. En medio de este discurso soltó que se acababa de enterar, mientras hablaba, de que "alguien vendió el perro de su familia", para poder adaptarse a la nueva situación de tener que ir a la oficina.

Mezclando un poco el mensaje, Clarke añadió que la anécdota del perro "me rompe el corazón, como alguien que ha estado a la cabeza del movimiento de humanización de las mascotas en otras empresas que hemos construido". Clarke pasó 10 años en el consejo de la empresa PetIQ, que vende productos para el cuidado de mascotas y servicios veterinarios. 

Aún así, cuenta esta historia para mostrar los sacrificios que ve positivos que la gente haga por el bien de la empresa que, para él, es volver a las oficinas

Sobre los niños

En una parte de la reunión dedicada a los retos que plantea el cuidado de los niños, el director general de Clearlink cuestionó abiertamente la capacidad de las madres (sí, concretamente de las madres) para ofrecer un valor adecuado tanto a la empresa como a sus hijos.

"Las madres que mantienen a sus hijos son las más afectadas por esta pandemia. Muchas de vosotras habéis intentado atender a vuestros hijos y, al mismo tiempo, gestionar vuestros exigentes horarios de trabajo y vuestras responsabilidades. Y aunque sé que lo hacéis lo mejor que podéis... se podría argumentar que este camino no es justo ni para vuestro empleador ni para esos niños", afirmó Clarke. Luego medio contradijo esta afirmación con más palabras confusas.

Hay que decir que la charla fue grabada y publicada en Reddit y YouTube por algún trabajador hace unos días. El vídeo fue retirado de Internet después de que, al parecer, Clearlink presentara una denuncia por derechos de autor. Sin embargo, en las redes sociales han vuelto a aparecer versiones del vídeo.

En el vídeo, Clarke lanza, además, grandes acusaciones contra su personal. Entre ellas: que 30 empleados remotos habían dejado por completo de conectarse. Dice que sospecha que algunos de los desarrolladores de Clearlink han estado ocupando puestos en otras empresas sin el conocimiento de Clearlink.

Además, dijo a los redactores de contenidos que debían usar la inteligencia artificial para aumentar la producción "30-50 veces nuestra producción normal".

Volver o no a la oficina

El 3 de abril, Clarke notificó por correo electrónico a sus empleados que todos los que vivieran a menos de 80 km de la sede de su empresa en Draper, Utah, tendrían que empezar a acudir a la oficina de Clearlink cuatro días a la semana a partir del 17 de abril.

Unos meses antes la empresa había asegurado al personal que "no había planes de obligar a nadie a trabajar en la nueva oficina de Draper". Como ya hemos visto en otros casos, como Amazon, este tipo de decisiones ha llevado a trabajadores a mudarse de ciudad.

Sobre la política de volver a la oficina, la empresa escribió que "la dirección cree que es la mejor decisión en este momento para garantizar el éxito de la empresa a corto y largo plazo". Según publica Vice, muchos nuevos empleados fueron contratados bajo la premisa de que su puesto de trabajo sería permanentemente remoto

En Genbeta | Esta web es un filón para encontrar teletrabajo: está centrada  en Europa y te indica la flexibilidad real de cada empresa

Imagen | kate.sade en Unsplash y Twitter

Comentarios cerrados
Inicio