Compartir
Publicidad
Publicidad

Google Books consigue por fin modo offline: cuatro mejoras que aún esperamos para el servicio

Google Books consigue por fin modo offline: cuatro mejoras que aún esperamos para el servicio
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Google Books acaba de recibir una funcionalidad básica que, sin embargo, no había sido tenida en cuenta hasta ahora: la de tener nuestras lecturas siempre disponibles, incluso cuando estemos offline.

De momento, para poder disfrutar de esa opción hay que instalar la aplicación de Google Books desde la tienda de Chrome. Esta posibilidad ya estaba disponible en las aplicaciones para smartphones y tablets, por lo que ahora Google cierra el círculo… salvo que no uses su navegador.

Por supuesto, en España seguimos esperando a que el sector editorial decida que Google también puede ser su aliado en el terreno del libro electrónico. La tímida apertura que han iniciado permitiendo que Amazon venda ebooks recientes en castellano, que ha venido poco después de que Apple consiguiese lo mismo, indica que podemos no estar muy lejos.

Google Books

Mientras tanto, Google Books se queda como refugio digital para los que leéis clásicos y, además, necesitaría algunas mejoras extra para conseguir un producto excelente:

  • Auténtico modo offline: La llegada de una funcionalidad muy esperada no puede oscurecer que ésta no lo ha hecho de la forma completa. Vale, podemos leer sin conexión, pero nada más. ¿Buscar palabras o cualquier fragmento en el libro que estamos leyendo? No es posible, salvo que estés conectado. ¿Tomar notas y resaltar textos? Tampoco. Google necesita avanzar mucho en este terreno.
  • Mejora de la estabilidad de sus aplicaciones móviles: en especial, la app de Google Books para iOS es un coladero espantoso de bugs, que impiden que funcione correctamente si llevas más de cinco o seis libros. Pero también en la aplicación de Android hay lagunas de lo más variadas, algunas de ellas traídas directamente de las que le faltan al modo offline y otras que a estas alturas son claves, como la falta de diccionario.
  • Importación del catálogo personal: Sí, ya sé que podemos usar tantas aplicaciones y lectores de libros como necesitemos, pero personalmente prefiero llevar todas mis lecturas en una aplicación. Por eso el entorno Kindle se ha covnertido en algo tan valioso para mí: todo lo que necesito lo puedo subir allí y consultar/leer desde cualquiera de los dispositivos. Aunque a veces tenga que dar rodeos con Calibre, tengo la posibilidad de importar, algo que Google no ofrece.
  • Sugerencias y búsqueda mejoradas: Con la potencia que tiene Google en ese ámbito, Google Books deja mucho que desear. Debe de ser un síntoma claro de “en casa del herrero, cuchara de palo”, porque aunque buscar en sencillo, filtrar las búsquedas no tanto. Y las sugerencias y recomendaciones basadas en lo que hemos leído brillan por su ausencia.

En Genbeta | WebGL Bookcase, una librería virtual para Google Books

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos