Hay nueva regulación del VTC en Madrid: el sector del taxi pide 2.500 millones de indemnización y denuncia falta de transparencia

Hay nueva regulación del VTC en Madrid: el sector del taxi pide 2.500 millones de indemnización y denuncia falta de transparencia
8 comentarios

El conflicto entre el VTC (Vehículo de Turismo con Conductor) y el sector del taxi abre un nuevo capítulo. Hace unos días, la Comunidad de Madrid (CAM) publicó un Anteproyecto de ley de medidas urgentes al respecto que incluye una modificación en la Ley de Transportes para regular las VTC. De acuerdo con las organizaciones de taxistas, incumple sus acuerdos con el gobierno regional y reclaman cambios e indemnizaciones millonarias.

Este anteproyecto de ley se publicó el 23 de diciembre y con los días festivos, pasó bastante desapercibido. Incluso la Federación Profesional del Taxi de Madrid (FPTM) se ha quejado hoy de que esta publicación haya sido "un 23 de diciembre a última hora y por la puerta de atrás", ya que la Comunidad de Madrid no comunicó sobre esta reforma a los organismos del sector, a pesar de que, de acuerdo con ellos, incumple la promesa de la CAM de no regular en este sentido.

Cuando hablamos de VTC nos referimos a los servicios que ofrecen empresas como Uber o como Cabify, cuyos servicios están regulados. ASEVAL Madrid, que es la Asociación Empresarial de Alquiler de vehículos con y sin conductor de Madrid (y de la que forman parte las mencionadas empresas) ha aplaudido las novedades de la CAM, como publica Cinco Días, tras hablar con Ignacio Manzano, su presidente.

El eterno conflicto VTC-taxi en la Comunidad de Madrid

Desde el año 2019, el conflicto en el sector se reforzó. A falta de consenso, el gremio del taxi protagonizó varias protestas y huelgas lo que concluyó con la toma de ciertas medidas para regular los VTC con normas similares a las del gremio del taxi tradicional.

De hecho, en las elecciones que tuvieron lugar en 2019, este conflicto protagonizó las propuestas electorales de todos los partidos políticos. Y es que en aquel momento, a nivel nacional había vigente un real decreto que trasladaba la competencia sobre la regulación de las VTC a comunidades autónomas y, por posible cesión de estas, de los ayuntamientos.

Ahora, entre otros asuntos, según el artículo 14 del nuevo Anteproyecto de Ley, "la actividad de arrendamiento de vehículos con conductor, a los efectos de la legislación de los transportes por carretera, tendrá la consideración de transporte público discrecional de viajeros y sus precios no estarán sujetos a tarifas autorizadas". También habla de cómo regular las nuevas autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor, los coches que tienen que adaptarse a personas con movilidad reducida (un mínimo de porcentaje), entre otros.

Según el Anteproyecto, la Comunidad de Madrid regula el tráfico urbano de las VTC y será quien otorgue la licencia autonómica para que los profesionales y empresas que tengan licencias VTC puedan ofrecer sus servicios dentro de la región (además de la licencia que ya tienen a nivel nacional). Es decir, tendrán dos licencias.

Una de las normas más polémicas: la recogida de pasajeros

UBER VTC

Hay que recordar que en septiembre el Pleno del Congreso de los Diputados aprobó una nueva ley que afecta a las VTC o Vehículos de transporte con conductor. El punto más importante para este sector es que "se establecieron nuevos tipos infractores en el servicio de arrendamiento de vehículos con conductor, conocidos como VTC".

De este modo, se prohíbe la circulación para la búsqueda de clientes o propiciar la captación de clientes que no hayan contratado ni solicitado previamente el servicio. Genbeta habló en ese momento con ASEVAL que opinaba que estos tiempos empeorarían el servicio, haciéndolo menos atractivo para el cliente.

Uno de los puntos polémicos es que con base en lo recogido en la regulación, aumentarán los tiempos de espera, ya que se impone un tiempo mínimo entre que el usuario contrata el servicio por la app y el coche se presenta en el punto de recogida (aunque por proximidad pueda hacerlo en pocos minutos). Y, por tanto, no se puede parar en la calle, como tradicionalmente se ha hecho con los taxis, a un vehículo de alquiler con conductor que circula sin pasajeros (hay que decir que día de hoy, pocas comunidades permiten hacerlo, la nueva ley solo lo restringió en todas).

Ahora, en Madrid, a este respecto, el Anteproyecto señala que “en ningún caso, podrán circular por las vías públicas en busca de clientes ni propiciar la captación de viajeros que no hubiesen contratado previamente el servicio permaneciendo estacionados a tal efecto”, como se puede leer en la página 109. También dice que “la mera circulación o estacionamiento en vía pública sin un servicio contratado de una VTC no implica propiciar la captación de viajeros”, por tanto, es una regulación menos estricta que la nacional. Para poder incurrir en una falta, se requiere que estos coches muestren “una conducta activa tendente a esa finalidad por parte del conductor del vehículo adscrito a la autorización”.

La Federación de taxistas reclama 2.500 millones a la CAM

VTC

Por su parte, desde la Federación de taxis dicen que el anteproyecto incluye una modificación en la Ley de Transportes para regular las VTC y con la que incumple la promesa de la CAM de no regular en este sentido. Julio Sanz, su presidente, dice que la Comunidad de Madrid ha antepuesto los intereses de tres empresas con autorizaciones VTC frente a las más de 20.000 familias que dependen de un servicio público como el taxi.

Por este motivo, la asociación reclama una indemnización millonaria. Y es que, tal y como les ampara el Tribunal Supremo, que reconoce el derecho a indemnización para resarcir los daños de actuaciones legislativas, la FPTM ha anunciado pedirá 150.000 euros de indemnización por cada una de las 15.700 licencias del taxi de la Comunidad de Madrid, una cifra que ascendería en su totalidad a los 2.500 millones de euros.

La asociación de taxistas desconfía de la implementación final de esta regulación, ya que el sector del taxi no ha sido tenido en cuenta y la ley se publicó en días festivos sin mucha visibilidad: "estas maniobras encubiertas y que no nos son comunicadas nos hacen sospechar de la existencia de vínculos o intereses particulares del partido en el gobierno con los especuladores que aglutinan cientos de licencias VTC".

Temas
Inicio