Compartir
Publicidad
Publicidad

La polémica propuesta del navegador Brave: sustituir los ads de las webs por otras propias

La polémica propuesta del navegador Brave: sustituir los ads de las webs por otras propias
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A principios de año os contamos cómo uno de los creadores de Javascript y ex-CEO de Mozilla, Brendan Eich, había decidido lanzarse a crear un nuevo navegador. Se trata de Brave, cuya propuesta era la de eliminar los anuncios de las páginas que visitamos para acelerar su carga en un 140% en el escritorio y un 200% en móviles.

Pero el equipo de Brave ha decidido ir más allá anunciando un nuevo sistema mediante el que sustituir los anuncios que consideren abusivos por otros propios. Los beneficios los repartirían entre los usuarios, ellos mismos, sus anunciantes y las páginas perjudicadas. Las reacciones no se han hecho esperar, y los grandes medios norteamericanos ya han levantado la voz de alarma pidiéndole formalmente a Brave que abandone la idea.

Según el Financial Times, 17 miembros de la Newspaper Association of America (NAA), entre los que se incluyen el New York Times, el Washington Post y el Wall Street Journal, le han enviado a Brave una orden de cese y desista sobre su modelo de negocio. Consideran que con él la empresa del navegador cruza los límites legales y éticos, y su modelo debería ser considerado ilegal.

"Brave es libre de crear su propio contenido en su propia plataforma", ha dicho el presidente de la NAA David Chavern en su comunicado, "pero no puede poner en marcha de manera ilegal su propio sistema de anuncios a espaldas de nuestros periodistas, editores, técnicos y demás personal." Según dice, el argumento de Brave en favor de su actividad es como decir: "¿voy a coger 10 dólares de tu bolsillo devolviéndote 5 y no estás contento?"

El sistema de Brave

Ad Money

Ante el follón que se ha montado Brave ha emitido un comunicado de respuesta a la NAA en el que trata de aclarar su punto de vista. Se quejan de que no han entendido su idea, ya que no quieren robar sus beneficios sino aumentarlos ofreciéndoles una remuneración a cambio de todos aquellos anuncios que los usuarios de bloqueadores no estarán viendo.

También han explicado que, como vemos en el cuadro de arriba, más de la mitad de los beneficios que obtuvieran con su propio sistema de anuncios iría de vuelta a los propios medios. El resto se repartiría por igual entre los anunciantes, los usuarios del navegador y la propia empresa. Has leído bien, los usuarios cobraríamos por bloquear anuncios.

Bad Ads

Brave ha expuesto su punto de vista sobre la situación actual con todo tipo de datos sobre la caída de los beneficios y el auge de los bloqueadores de anuncios. Consideran que su propuesta es una manera de que todos ganen, y de que los usuarios no se tengan que enfrentar con anuncios gigantes, fraudulentos ni plugins que analicen su actividad o ralenticen las cargas.

En este punto nos encontramos con que ambas partes podrían tener parte de razón. Lo que está claro es que los intentos de los medios para acabar con los bloqueadores por vía judicial están fracasando, y que tarde o temprano todos van a tener que sentarse en una misma mesa para intentar llegar a un acuerdo para resolver la situación.

Vía | Financial Times
En Genbeta | Otro tribunal aleman vuelve a darle la razón a Adblock: bloquear anuncios es legal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos