El escritorio de Ubuntu se vuelve obsoleto mientras sus rivales innovan y Pop!_OS presenta el diseño de la nueva versión de COSMIC

El escritorio de Ubuntu se vuelve obsoleto mientras sus rivales innovan y Pop!_OS presenta el diseño de la nueva versión de COSMIC
28 Comentarios

Normalmente, si un software está disponible para Linux, sabemos que una de las distribuciones en que podremos instalarlo es Ubuntu. Su número de usuarios y su facilidad de instalación y de uso la han convertido en la 'distribución de escritorio' de referencia en el ecosistema Linux durante los últimos años.

Y, sin embargo, pese a ese destacado papel, en lo que respecta al escritorio Ubuntu parece ser una potencia en decadencia, una que ha dejado de innovar y que ya no marca el camino al resto de distribuciones, sino que se limita a reaccionar ante ellas.

Tras Unity, se acabó la innovación

Canonical ya dio su primer paso atrás cuando abandonó el desarrollo de su propio entorno de escritorio, el famoso Unity con el que la compañía soñaba con liderar la convergencia escritorio/móvil. Desechada esa aspiración, y ante el coste de desarrollar Unity en solitario, sus responsables decidieron volver a utilizar el histórico GNOME.

Lo hicieron, eso sí, parcheando GNOME para que siguiera ofreciendo una experiencia de usuario similar a la de Unity. Esto ocurrió en 2018, y los cuatro años transcurridos desde entonces han dejado claro que, ahí donde el Ubuntu pre-Unity contribuyó con numerosas extensiones a enriquecer el ecosistema GNOME (como MeMenu o Notify-OSD), el post-Unity se limita a lo ya dicho: a adaptar GNOME a su 'look' diferenciado, mientras este escritorio sigue evolucionando por su cuenta.

Y además, esa adaptación no hace sino ralentizar la llegada de las nuevas funciones de GNOME a los usuarios de Ubuntu: para cuando Ubuntu 21.10 desembarcó con GNOME 40 (convenientemente personalizado por Canonical) bajo el brazo, hacía tiempo que otras distribuciones ofrecían ya GNOME 41.

Ubuntu
GNOME en Ubuntu

Mientras que ninguna otra distribución se sumó a Ubuntu para desarrollar Unity, en los últimos tiempos han sido varios los escritorios creados específicamente para una distribución que se han terminado extendiendo a otras, entre ellas la propia Ubuntu, como es el caso de Deepin o Budgie.

Los hijos buscan el trono del padre (y se lo están currando)

Paradójicamente, son algunas de las distribuciones que usan la base de Ubuntu, pero no su escritorio, quienes están contribuyendo a la obsolescencia de éste. Así, por ejemplo, el reputado entorno Pantheon de elementary OS, ofrece un escritorio moderno y elegante a la par que ligero, acompañado de toda una serie de aplicaciones específicas de la distribución, con una experiencia de usuario distintiva y homogénea.

Pantheon
Pantheon en elementary OS

Pero, sin duda, el gran rival en auge de Ubuntu es Pop!_OS, una distribución creada por el reconocido fabricante de ordenadores (con Linux preinstalado) System76, que el verano pasado ya presentó su nuevo escritorio COSMIC (Computer Operating System Main Interface Components), un entorno que ofrece una experiencia no muy alejada de la de GNOME (aunque con novedades como la división de la vista de actividades en 'aplicaciones' y 'áreas de trabajo', o el protagonismo de su launcher)…

…pero al mismo tiempo es capaz de pescar en el caladero de los gestores de ventanas en mosaico, una alternativa cada vez más popular para los amigos de manejar su entorno de trabajo tirando de teclado. Todo ello gracias a la capacidad de personalización de COSMIC, que nos deja elegir fácilmente entre un 'look&feel' similar al de GNOME, o al de Windows 10/11 o al de macOS.

Y ahora, que acabamos de conocer los primeros pantallazos de lo que debe ser la próxima versión de COSMIC Desktop, sus diferencias con respecto a GNOME crecen, apostando —por ejemplo— por los applets individualizados ahí donde GNOME los agrupa en su gran 'menú de estado'. Unos applets que, además, será posible reposicionar fácilmente para establecer nuestros propios flujos de trabajo:

Applet Cosmic

COSMIC, un entorno desarrollado en Rust, uno de los lenguajes de programación de moda, se aprovecha de la potencia que ofrecen las nuevas librerías libadwaita adoptadas por GNOME 41 para solucionar problemas de consistencia de la interfaz en las aplicaciones GTK, así como para añadirles capacidad adaptativa a distintos tipos de pantalla (incluida las móviles).

Applet1
Applet2

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio