Publicidad

El soporte de la actualización más problemática de Windows 10 acabará en mayo

El soporte de la actualización más problemática de Windows 10 acabará en mayo
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Bajo el antiguo sistema de actualizaciones o cambio de versión de Windows, alcanzar el fin de soporte de un sistema operativo era algo muy poco común. Era algo como lo que hemos vivido con Windows 7 en enero, o lo que vivimos con Windows XP en 2014. Sin embargo, como con el nuevo modelo de "Windows como servicio" Microsoft lanza una gran actualización semestral, debemos despedirnos mucho antes de cada versión.

Y ese será el caso el 12 de mayo, con Windows 10 October 2018 Update o Windows 10 versión 1809. La versión más problemática del sistema desde su aparición en 2015 dejará de recibir soporte en las versiones Home, Pro, Pro para Educación, Pro para estaciones de servicio, y IoT Core (para el Internet de las Cosas y placas como la Raspberry Pi).

A partir de ese día, Microsoft dejará de ofrecer actualizaciones de seguridad, salvo para empresas, como en Windows 7. Es decir, lo único que tienen que hacer los usuarios que quieran seguir con soporte es actualizar.

Windows 10 October 2018 Update, no te echaremos de menos

Windows 10 Fail 2018

Windows 10 October 2018 Update será recordada como la actualización de Windows 10 que hizo que algunos de los primeros usuarios que la instalaran perdieran datos sin capacidad de volverlos a recuperar. Ha habido problemas como que una actualización esconda archivos, pero no que los borrara por un molesto bug. Sin llegar a haber miles de casos, los hechos fueron tan graves que Microsoft tuvo que dar marcha atrás con la actualización.

Ya le vimos problemas en nuestro análisis, como a su predecesora, April 2018 Update, pero lo que October Update dejó fue peor que lo que experimentamos. Constantes problemas con drivers de sonido tan comunes como los de Intel, brillo que se bajaba solo o pantallas azules en equipos HP eran solamente algunos de los molestos bugs que llegaron con esta versión.

Se echó la culpa de todo esto a cómo Microsoft gestionaba Windows Update, y a cómo había cambiado la forma de probar actualizaciones, dejando que prácticamente todo el peso recayera en los Insiders y en pruebas en máquinas virtuales. Algo que resume muy bien lo que fue esta actualización es que también será recordada como la actualización de octubre que pudo ser descargada por todos los usuarios en diciembre, que en marzo de 2019 solamente estaba instalada en un 25% de los equipos totales, y que no solucionó muchos de sus problemas hasta abril de ese mismo año.

Más información | Microsoft Vía | gHacks

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios