Compartir
Publicidad
¿Qué podemos esperar del nuevo Megaupload? ¿Tiene posibilidades de volver a ser lo que fue?
A fondo

¿Qué podemos esperar del nuevo Megaupload? ¿Tiene posibilidades de volver a ser lo que fue?

Publicidad
Publicidad

Pocos conocíamos a Kim Dotcom hasta aquel 20 de enero del 2012 en el que se cerró Megaupload. Tras ese cierre y toda la trama legal que le siguió, el creador del que era el portal de descarga directa más popular de la red pasó a convertirse en un símbolo que no dudó en volver a retar a las autoridades con nuevos proyectos.

Ahora, cuatro años y medio después de su cierre, Kim Dotcom ha anunciado el retorno de Megaupload. ¿Pero qué podemos esperar de este retorno? ¿Es la última bala de un Dotcom que no sabe cómo mantenerse en las portadas de los medios, un nuevo juguete roto o de verdad tiene papeletas para volver a revolucionar el intercambio de archivos?

Megaupload y la era dorada de la descarga directa

Megaupload

A principios de esta década la descarga directa era uno de los medios más utilizados para el intercambio de archivos. El P2P había perdido bastante fuerza ante una tecnología con unas velocidades de descarga muy superiores, y quien más y quien menos tenía alguna cuenta premium en Megaupload, Rapidshare y páginas similares.

En 2011 las demandas por infracción de derechos de autor contra Megaupload fueron a más, y aunque los de Dotcom trataron de contraatacar judicialmente, un año después se cerró su servicio. El resto de plataformas también fueron perseguidas, y después de tener que tomar medidas como la de limitar su tráfico para impedir el intercambio de archivos con copyright, muchas webs legendarias como Rapidshare han tenido que ir cerrando.

La descarga directa sigue teniendo protagonistas fuertes a día de hoy, pero su época dorada parece haber pasado, y su uso no es tan masivo como lo era antes. ¿Y qué han hecho los usuarios? ¿Empezaron a ir masivamente a los cines como trataron de hacernos creer algunos medios? Pues no, sencillamente volvieron al P2P, y esta tecnología renació para volver a convertirse en referente.

Desde entonces el P2P es una de las opciones más utilizadas para el intercambio de archivos, y aunque la industria no deja de intentar acabar con él, las autoridades judiciales no ven nada ilegal en su utilización. De hecho, el único método que parece estar consiguiendo resultados contra el P2P son las tarifas planas de contenido como la que proponen Netflix o Spotify.

Ante este panorama, por mucho que Dotcom pise el acelerador de su máquina del hype parece difícil que un nuevo Megaupload pueda conseguir la misma fuerza. Aunque por otra parte la descarga directa no ha muerto del todo, y quizá sea un protagonista ruidoso lo que necesita para resurgir. Habrá que ver qué tal es su adopción a medio y largo plazo.

Las promesas del nuevo MegaUpload

¿Y cuales son las armas con las que este nuevo Megaupload pretende volver a lo grande? Las primeras promesas apuntaron a que se nos ofrecerán hasta 100 GB de almacenamiento en la nube, cifrado completo para nuestros archivos y sincronización entre todos nuestros dispositivos sin límite de transferencia.

Más adelante, Dotcom también dijo que reutilizaría la base de usuarios del Megaupload original, enviándole correos electrónicos a los que fueran premium para que recuperen sus credenciales. Con esto espera conseguir una masa crítica inicial de hasta 100 millones de usuarios. Y claro, también dejó claro que los servidores no estarían en Estados Unidos.

También ha dado pistas que apuntan a que se utilizará la tecnología de los Bitcoin, posiblemente para optimizar la privacidad del servicio. Además, también ha apuntado a que el nuevo Megaupload será la plataforma de lanzamiento de MegaNet, su proyecto para crear un Internet alternativo, un nuevo tipo de Deep Web en el que pretende utilizar los teléfonos móviles como nodos.

Es aquí precisamente donde más dudas suscita el proyecto. ¿Será necesario utilizar la MegaNet para tener acceso a nuestros archivos? ¿Necesitaremos alguna aplicación para utilizarla o se nos conectará directamente a ella a través de la web de Megaupload? Si es así todo debería ir bien, pero si hubiera que instalar un software extra como en otras redes tengo mis dudas de que los usuarios de a pie se animen a complicarse la vida con tantas otras alternativas.

Si todo va según lo previsto, saldremos de dudas el próximo 20 de enero del 2017, justo en el quinto aniversario de la redada del proyecto original. Eso sí, durante el tiempo que nos queda de espera Dotcom se asegurará de ir acaparando titulares dándonos nueva información cada cierto tiempo, entre ella los nombres de los socios con los que contará el proyecto.

Kim Dotcom, ¿un vendedor de humo?

Dotcom

Kim Dotcom es una persona inquieta, nadie lo puede negar, pero la mayoría de sus últimos proyectos no han acabado nada bien. En todos prometía revolucionar la manera en la que se hacen las cosas en la red, pero la mayoría de ellos acabaron siendo abandonados al poco tiempo, y esto hace que algunos tengamos nuestras dudas respecto a todas las promesas del nuevo Megaupload.

El primer gran nuevo proyecto del Dotcom post-Megaupload fue Mega, un nuevo servicio de almacenamiento en la nube con el que sí que consiguió cierta repercusión. Pero a mediados del 2013 decidió dejar de ser su director dejando por cumplir muchas de sus promesas. De hecho, recientemente ha anunciado su venta a un nuevo propietario chino, y le ha desaconsejado a sus usuarios que sigan utilizándolo.

Desde entonces no ha dado pie con bola. Lanzó su nuevo servicio musical llamado Baboom, y sólo un mes después se desvinculó de él. Al tiempo lanzó un nuevo sistema de mensajería anónima y videoconferencias MegaChat, y aunque parecía bastante prometedor desde entonces no hemos vuelto a saber demasiado de él.

A Kim Dotcom se le compara muchas veces, por si situación, con otros prófugos de la justicia estadounidense como Snowden y Julian Assange, pero tiene una actitud bastante diferente a la de ambos. Después de todo, mientras con una mano agita la bandera de la libertad con la otra declara en su Twitter que uno de sus objetivos es volver a ser milmillonario gracias a sus proyectos.

¿Será el nuevo Megaupload el proyecto con el que acabe su mala racha, o sólo un intento desesperado de valerse del nombre de su servicio más popular para hacerse notar antes de que la gente termine de olvidarse de él? Durante los próximos meses, según vayamos sabiendo más sobre el servicio, podremos encontrar pistas que nos ayuden a responder esta pregunta.

En Genbeta | Kim Dotcom se mantiene firme y continúa augurando el cierre de Mega

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio