Hay empresas que creen que el teletrabajo nos hace más pasotas. Los datos demuestran lo contrario

Hay empresas que creen que el teletrabajo nos hace más pasotas. Los datos demuestran lo contrario
1 comentario

El teletrabajo, que parece estar mucho más demandado por los trabajadores que por las empresas, ha abierto muchos debates como si puede afectar negativamente a la productividad, si puedes desunir a los equipos de trabajo o motivar o desmotivar a los empleados. Aunque se ha investigado mucho sobre los pros y los contras del trabajo a distancia, aún quedan muchas preguntas sin respuesta.

Un nuevo estudio de Hardware Business Review con fuentes muy reconocidas ha tratado de dar respuesta a algunas de estas cuestiones. Uno de los principales argumentos a favor de que los empleados vuelvan al lugar de trabajo es que, con el tiempo, los trabajadores remotos están menos comprometidos, lo que se traduce en interacciones menos frecuentes y espontáneas con los compañeros.

Para explorar más a fondo la naturaleza de cómo la colaboración remota está cambiando con el tiempo, este informe recogió metadatos de todas las reuniones de Zoom, Microsoft Teams y WebEx (con cámaras web activadas y/o desactivadas) de 10 grandes organizaciones globales (siete de las cuales son empresas de la lista Fortune 500) que abarcan diversos sectores como tecnología, sanidad, energía y servicios financieros.

Un vistazo a…
El MONITOR de PRODUCTIVIDAD PERFECTO TODO lo que hay que saber Xataka TV

Muchas más reuniones en remoto

El estudio parte de la base de que muchos trabajadores han renunciado a su empleo en el último año (la Gran Renuncia) o que lo han hecho de forma silenciosa y esto llevó a los investigadores a pensar que una de las formas más fáciles de observar este efecto sería una disminución continua en el número de veces que los compañeros de trabajo remotos o híbridos se relacionan o reunen entre sí. Y vieron que lo hacen muy a menudo.

El análisis de estos datos descubrió cinco formas principales en las que las reuniones remotas han cambiado desde que la pandemia obligó por primera vez a todos los empleados a trabajar a distancia. Por un lado, las reuniones a distancia se han hecho más frecuentes. Concretamente, un 60% más de reuniones remotas por empleado en 2022 en comparación con 2020 (un cambio de un promedio de cinco a ocho reuniones por semana por empleado).

Eso sí, han reducido su duración desde el año 2020. Una reunión puede ahora durar de media unos 30 minutos y las reuniones tienen menos participantes que hace dos años. Este cambio ha sido "impulsado principalmente por el aumento en la proporción de reuniones individuales en lugar de una disminución en el tamaño de las reuniones de grupo".

Muchas más reuniones uno a uno

Microsoft 365 Mfk0jpfu13u Unsplash

El tema es que trabajar a distancia ha aumentado, según los millones de metadatos recogidos, las ganas de tener encuentros 1 a 1. Además, muchas se realizan de forma espontánea. En 2020, solo el 17 % de las reuniones individuales no estaban programadas, pero en 2022, el 66 % de las reuniones individuales no estaban programadas.

Si bien la cantidad de reuniones ha aumentado, de alrededor de 5 en 2020 a casi 7 en 2021, a más de 8 en 2022, el aumento se compone casi en su totalidad de reuniones espontáneas 1 a 1. Mientras, Las reuniones grupales se mantuvieron, en promedio, entre cuatro y cinco por semana de 2020 a 2022.

Dicen los investigadores que la combinación de estos hallazgos presenta una imagen interesante: no es que los trabajadores remotos parezcan estar menos comprometidos, sino que, al menos con respecto a las reuniones, están cada vez más comprometidos con sus colegas.

Temas
Inicio