Compartir
Publicidad
Uber en España: estas han sido sus desventuras desde que llegó
Actualidad

Uber en España: estas han sido sus desventuras desde que llegó

Publicidad
Publicidad

Hoy nos hemos levantado con la noticia de Uber volviendo a probar suerte en España aterrizando (de nuevo) en Madrid, esta vez requiriendo licencias VTC a todos los conductores que decidan trabajar con el servicio UberX con el que ha empezado en la capital.

Puede parecer que estamos ante una novedad, pero en realidad esto es un dejà-vu. Uber estuvo en Madrid, y de hecho también estuvo en la otra metrópolis española: Barcelona. Y no ha tenido un comienzo demasiado feliz que digamos... echemos un vistazo al pasado y repasemos todo lo ocurrido con Uber en España.

Con los taxistas en contra desde antes de empezar

Uber

Todo empezó hace casi dos años, cuando una cuenta de Uber especializada en Barcelona dio sus primeros pasos con un teaser. Los pasajeros potenciales se entusiasmaron y los taxistas empezaron con sus protestas, reclamando que la empresa estuviera bajo más regulaciones. UberPOP, que era el servicio con el que Uber empezó a trabajar en la ciudad condal, no era ilegal pero sí aprovechaba ciertos vacíos legales.

Pocos días después la misma Uber emitía un comunicado donde no se cortaba: las protestas de los taxistas "no beneficiaban a nadie" y "era su elección" si decidían protestar. El problema de las protestas estaba ya extendido por toda la Unión Europea, y la Confederación del Taxi de España pidió al poco la prohibición de Uber en Barcelona. La guerra ya estaba abierta.

El primer gesto brusco de las administraciones españolas fue Cataluña exigiendo el cierre inmediato del servicio

Al no haber reacción por parte de las administraciones, las protestas de los taxistas escalaron en mayo de 2014 con una manifestación en Madrid. No pareció funcionar al principio: la Comisión Europea dijo que no iban a prohibir la actividad de Uber y otras empresas similares. El efecto en el uso de Uber fue beneficioso: aumentaron las descargas de su aplicación.

El giro llegó con el Ministerio de Fomento español amenazando con multas de hasta 6000 euros a todos aquellos conductores que ejercieran de profesionales "sin autorización previa". Las autoridades madrileñas harían lo mismo unos meses más tarde. La Generalitat de Cataluña fue más allá en junio de 2014 exigiendo el cierre total del servicio en la zona metropolitana de Barcelona. Mientras tanto, desde Uber nos decían que no hacían nada ilegal: simplemente había un vacío legal. Son dos cosas muy diferentes.

Pasaban los meses de 2014, y tras una huelga de taxistas Uber añadió presión apareciendo en Madrid en septiembre y en València un mes más tarde. Pero finalmente la presión hizo du trabajo y un juez ordenó el bloqueo de Uber en España a finales de ese mismo año. Y justo en nochevieja, la misma Uber no tenía más remedio que cerrar cautelarmente en España hasta que las cosas mejorasen.

La licencia como posible solución

Pocas semanas tardamos en Xataka en empezar a analizar la vía para que Uber pudiese reabrir en España: exigir licencias VTC a sus conductores. El verano pasado se hicieron experimentos en Alemania, mientras que Uber contraatacaba en España denunciando a la UE que nuestro gobierno estaba protegiendo el monopolio de los taxis y afirmaba cosas bastante contradictorias ante el juez.

Pero al final todo daba vueltas alrededor de un hecho: para la ley, si conducías para Uber eras un empleado de Uber. O como mínimo ofrecías tus servicios profesionalmente para Uber. Así que servicios como UberPOP, que dependían de conductores particulares que compartían su coche, acabaron cerrados en países como Francia. La decisión estaba clara: había que recurrir a conductores con licencia.

A finales del año pasado prometieron volver respetando esa nueva regla, mientras la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia allanaba el camino para ello. Y aquí tenemos por fin este segundo intento de Uber, de momento sólo en Madrid, donde quieren atacar a base de bien con unas tarifas bajas para luchar contra el taxi. ¿Lo conseguirán? ¿Tendrán más varapalos legales? El espectáculo vuelve a empezar.

Imágenes | Jose A, abrackin
En Xataka | Buenas noticias para Uber: la CNMC pide que se eliminen las restricciones en las licencias VTC

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio