Compartir
Publicidad
Más allá de Chrome: comparamos los principales navegadores basados en Chromium
Comparativa

Más allá de Chrome: comparamos los principales navegadores basados en Chromium

Publicidad
Publicidad

A finales de 2018 Microsoft confirmaba que su navegador insignia para Windows 10 cambiaría completamente de piel y pasaría a basarse en el proyecto Chromium de Google, y no solo eso, sino que además llegaría a macOS y a otras versiones de Windows, todo un cambio de mentalidad.

Hoy, podemos disfrutar de versiones preliminares de Microsoft Edge Chromium despojado de elementos de Google e incluso en macOS, y lo poco que hemos probado desde esta publicación, luce al menos interesante, quizás tan interesante como cualquier otro navegador basado en Chromium que ofrece cosas diferentes, y de esos hay bastantes y cada uno tiene personalidad propia.

Chrome

Chrome

Empezamos por el principio, Chrome no es lo mismo que Chromium, y es que aunque Chromium es un proyecto de Google, sigue siendo un proyecto open source (así como Android), y existe un navegador básico basado en este nucleo que no incluye una amplia gama de las cosas que hacen a Chrome, pues, Google Chrome.

Por ejemplo, el Chrome de Google recoge métricas de los usuarios, da soporte a múltiples códecs de vídeo y audio y plugins entre los que se encuentran muchos privativos, cosa que Chromium no hace. Chrome también lleva el sandboxing activo, es decir, al aislamiento de procesos, mientras que en Chromium dependen de la implementación que hagan los terceros.

Por supuesto, entre las principales ventajas (y en algunos casos desventajas) de usar Chrome se encuentran la perfecta integración con todos los servicios de Google, además del soporte para todos sus productos. Recordemos que incluso en otros navegadores basados en Chromium, Google no siempre ofrece soporte bloqueando el uso de otros navegadores que no sean Chrome, y en varias oportunidades han sido acusados por gente de Edge y Mozilla por supuesto sabotaje.

El Chrome de Google tiene la mayor biblioteca de extensiones disponibles, y aunque sus competidores basados en Chromium técnicamente ofrecen compatibilidad con esas extensiones, siempre hay excepciones puntuales, y más en el caso de temas.

Otra de las mayores ventajas de Chrome es su soporte para la instalación de aplicaciones web progresivas, algo que pronto se podrá hacer fácilmente incluso desde la Omnibox, y que otros navegadores aún no implementan de igual manera.

Chrome también tiene su propio bloqueador de anuncios, pero si eres de a quienes les genera duda e incomodidad que una de las mayores empresas de publicidad del planeta también decida cómo y dónde bloquear anuncios, no estás solo.

Opera

Opera

Opera es un viejo pero bueno, la alternativa a la alternativa cuando la alternativa principal era Firefox, y aunque no siempre se basó en Chromium, sino que esa fue una decisión relativamente más reciente, Opera no ha parado de mejorar con los años. De hecho, soy de quienes opina que si usas Chrome y quieres cambiar de navegador, Opera es quizás tu mejor opción.

En características única pocos tienen tanto que presumir como Opera, ofrecen integración con plataformas de mensajería y te dan toda una barra con accesos directos a WhatsApp, Messenger, Telegram y demás que puedes usar de forma completamente indólora.

Opera también tiene un bloqueador de anuncios, un modo de ahorro de batería, algo que llaman "carga instantánea de páginas", un VPN integrado, te dejan instalar extensioens de Chrome desde la misma Chrome Web Store, o puedes instalar desde la propia tienda de extensiones de Opera. También tienen una cartera integrada de criptomonedas, un lindo minireproductor de vídeo, ofrecieron tema oscuro desde antes que se pusiera de moda, y actualmente han renovado interfaz con uno de los mejores diseños de cualquier navegador moderno.

Opera también tiene la ventaja de ofrecer excelentes navegadores móviles tanto para iOS como para Android y con soporte para sincronización. Además de esto cuentan con la opción "Mi Flow" que te permite enviar y recibir contenido entre móvil y escritorio ofreciendo convergencia adicional.

Bloqueador de anuncios

VPN

Modo Oscuro

Versión móvil

Sincronización

Extensiones de Chrome

Tienda de extensiones propia

Chrome

No

Opera

Vivaldi

No

No

No

No

Yandex

No

No

No

Edge

No

No

No (aún)

Vivaldi

Vivaldi

Vivaldi es uno de los navegadores más jóvenes, un proyecto fundado por uno de los cofundadores de Opera y su anterior CEO. A diferencia de otras alternativas, Vivaldi nunca ha estado orientado a las grandes masas, sino más bien a un nicho específico, el de usuarios entusiastas de la tecnología, o esos "power users" que buscan un navegador diferente, personalizable y cargado de funciones útiles.

Y es que aunque Vivaldi también soporta extensiones de Chrome sin casi problema alguno, el navegador en sí tiene tantas características adicionales que no encuentras en ningún otro navegador, que te ahorras tener que instalar extensiones para muchas cosas.

Vivaldi ofrece desde gestión avanzada de descargas, a estádisticas de tu historial de navegación, edición de capturas de pantalla, atajos de teclado personalizables, agrupación de pestañas, comandos rápidos, modo lectura, sincronización, control de reproducción de GIFs, propiedades avanzadas de imagen, perfiles de usuario, calculadora integrada, pestañas que se agrupan automáticamente, minireproductor de vídeo, creación de tu propio tema, notas en Markdown, y hasta versión para Raspberry Pi.

Su única desventaja probablemente sea la ausencia de versiones móviles, por lo que esa convergencia y sincronización entre móvil y escritorio no la vas a disfrutar con Vivaldi, y es ahí donde se queda corto este navegador. En eso y en que más de una vez suele comportarse más lento que alternativas como Opera o el mismo Chrome.

Yandex

Yandex

Yandex es un motor de búsqueda ruso, el motor de búsqueda ruso por excelencia. La empresa detrás de este ofrece una enorme cantidad de productos y servicios de Internet, muy parecido a Google (su principal competidor), y así como estos últimos también tienen su propio navegador: Yandex Browser, que casualmente utiliza Blink como motor, y está basado en Chromium al igual que todos los demás de esta lista.

Pero Yandex no solo toma prestada la tecnología de Chromium, también usan el modo turbo de Opera para cargar páginas más rápido con conexiones lentas, e integran el antivirus Kaspersky para verificar las descargas y las páginas que visitas.

Yandex Browser tiene unos seis años de vida, el doble de tiempo que tiene Vivaldi entre nosotros, pero incluso en Rusia, Google Chrome sigue siendo el navegador más utilizado a pesar de la popularidad del buscador Yandex.

En Rusia, Yandex es un nombre conocido y sin embargo, el navegador solo cuenta con poco más del 12% de cuota de mercado, en el resto del mundo su uso es casi insignificante, con menos del 1% de usuarios, y sin embargo, sigue siendo más que el 0.11% de Vivaldi, solo que de este último solemos hablar con más frecuencia de este lado del charco.

Yandex es bastante rápido y ligero, y de hecho hasta fue el primer navegador en dar soporte a la tecnología DNSCrypt, que cifra el tráfico DNS. También es capaz de cifrar el tráfico automáticamente entre el navegador y sitios HTTP cuando el usuario se conecta a redes WiFi públicas.

Microsoft Edge

Microsoft Edge

Finalmente, el más reciente miembro de la familia de navegadores basados en Chrome: Microsoft Edge. Aunque el navegador aún se encuentra en fase preliminar, de hecho, ni siquiera tenemos una beta, sino versiones Canary y Developer, ya podemos hacernos una idea de cómo se presentará este nuevo (o reciclado) navegador de Microsoft.

Actualmente es un híbrido entre el Edge original y Google Chrome, pero Microsoft se ha asegurado de cambiar hasta 50 servicios de Google en su navegador, ya sea bien reemplazandolos por componentes propios o eliminándolos por completo, esto es para que Edge solo que comunique con servicios de Microsoft.

Y hablando de servicios de Microsoft, Edge Chromium incluso podrá ejecutar Internet Explorer en una pestaña, lo que ayudará bastante especialmente a empresas que aún utilizan IE, ofreciendo una forma segura de utilizar servicios web que dependen del infame Internet Explorer.

Pero quizás lo más interesante de Edge, es que Microsoft ahora va a contribuir al desarrollo de Chromium, y aunque el Edge de Windows 10 nunca terminó de calar del todo entre los usuarios, es un navegador con varias bondades que pueden mejorar a Chrome y resto de navegadores basados en Chromium como los conocemos.

De hecho, ya se han comprometido a ayudar a mejorar el rendimiento de los navegadores basados en Chromium, al menos en Windows 10, y gracias principalmente a la lectura de las bibliotecas DLL en el sistema operativo de Microsoft.

El futuro de este nuevo Edge pinta más que interesante, y aunque la misma Google y Opera aplaudieron a Microsoft por apostar por Chromium, también está el otro lado, Mozilla cree que esto contribuye a que Google tenga un completo monopolio sobre los navegadores y deja a Firefox como la única opción independiente, y no se puede negar que de razón algo llevan.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio