La gente compra NFTs pensando que también adquiere su propiedad intelectual: es mentira, pero los vendedores fomentan esta idea

La gente compra NFTs pensando que también adquiere su propiedad intelectual: es mentira, pero los vendedores fomentan esta idea
2 Comentarios

Un informe hecho por la firma Galaxy Digital ha podido comprobar que la gran mayoría de las principales colecciones de NFT (tokens no fungibles) no transmiten ningún derecho de propiedad intelectual sobre sus obras. Galaxy Digital revisó las licencias de las principales colecciones de NFT (token no fungible), como Bored Ape Yacht Club (BAYC) y CryptoPunks, para su informe titulado "Una investigación sobre las licencias NFT: hechos y ficciones". Lo peor es que usan términos engañosos para el comprador y para que crea que sí se queda con la propiedad.

Una de las afirmaciones del informe es que, si miramos el mercado actual de NFT, las promesas de la Web3 sobre la propiedad digital y estos derechos, siguen estando muy lejos de ser realidad.

La mayoría de la gente habla de la compra de NFTs como "comprar jpegs", los archivos de imagen que se ven en línea en avatares y mercados como OpenSea. Pero la realidad es que los emisores de las colecciones de NFT conservan la plena propiedad de esas imágenes. El principal problema encontrado es que los vendedores son poco comunicativos sobre este aspecto, ya sea fomentando directamente el desconocimiento o por omisión. Las propias plataformas o vendedores siguen fomentando la idea de que, cuando haces una compra de NFT, la pieza de arte pasa a ser del comprador.

Un vistazo a…
Qué son los NFT y por qué un avatar de gatito se VENDE a 115.00$

NFT con derechos de propiedad engañosos

Choong Deng Xiang Naqtaj9fv 8 Unsplash

Una de las grandes polémicas la ha encontrado este informe en las prácticas de Yuga Labs, que son los creadores de muchas de las colecciones más famosas a nivel mundial y, por tanto, de las que más NFT venden y a precios más altos.

Entre las colecciones hay varias polémicas. Por un lado, recientemente, algunas colecciones como Moonbirds, CryptoPunks y Meebits, han cambiado sus condiciones de servicio, lo que ya puso en el punto de mira los debates sobre los acuerdos de licencia de NFT.

En el caso de Moonbirds, Galaxy descubrió que su cambio de licencia de uso comercial a Creative Commons (CC0) -sin el consentimiento de la comunidad- pone de manifiesto el hecho de que los titulares de Moonbirds nunca han tenido propiedad intelectual de estos activos digitales. Quienes podían decidir sobre esto son las empresas matriz y no los compradores, por mucho dinero que los consumidores gastasen.

Galaxy explica que "las licencias CC0 son demasiado permisivas" porque trasladan la propiedad intelectual totalmente al dominio público y esto hace "inviable que los empresarios integren las NFT en sus negocios debido a la falta de protecciones legales".

En cuanto a las recién adquiridas colecciones de Yuga Labs, CryptoPunks y Meebits, el informe encontró que los nuevos términos de licencia (que son de hace apenas una semana) son "significativamente más profesionales y explícitos en la propiedad y los términos de la licencia", que lo que había hasta este momento. Ahora, Yuga Labs ha reconocido que tiene el derecho de actualizar o alterar unilateralmente los términos de licencia de estos proyectos, algo que no se indica claramente en las plataformas de comercio como OpenSea.

Si hablamos de los reconocidos monos de BAYC Galaxy calificó su licencia como potencialmente engañosa. Y es que, a quienes gastan su dinero (normalmente mucho) en estas imágenes reciben un mensaje que dice que 'eres el dueño del Simio Aburrido (llamado Bored Ape en inglés) subyacente, el Arte, completamente'".

El informe de Galaxy habla de una colección como el único proyecto que "intenta transferir todos los derechos de propiedad intelectual a los titulares de los NFT" y ese es World of Women (WoW), que también está disponible en OpenSea. WoW lo intenta a través de un "novedoso acuerdo de cesión de derechos de autor", un marco de gobernanza que transfiere los derechos de autor de cada obra de arte a quien posee el NFT de WoW. Sobre otras muy reconocidas colecciones, lo que ha comprobado este informe es que hay términos engañosos o poco claros, como vamos a ver ahora.

La propiedad intelectual en un nuevo mundo digital

Markus Winkler 9xfsfjcwgh0 Unsplash

Si los asuntos de copyright ya pueden quedar confusos en el mundo real (recordemos la historia de aquellos que pagaron 2,6 millones de euros por una copia de 'Dune' para liberar los derechos, sin saber que comprar un libro no les da el copyright) en este nuevo mundo digital, la propiedad queda difusa.

Tenemos también el ejemplo de la web que ha creado una copia de la Tierra en el metaverso, y donde hay gente comprando y especulando con casas que no le pertenecen.

La empresa Galaxy da tres sugerencias de acción para lograr un futuro donde la propiedad digital esté más clara. Los titulares de NFT deben luchar por sus derechos de propiedad intelectual; los emisores de NFT deben arreglar sus acuerdos para que la Web3 mejore en este aspecto; y el metaverso descentralizado debe permitir los derechos de propiedad intelectual por defecto.

"Aunque no se exige que los emisores de NFT confieran específicamente plenos derechos de propiedad intelectual a los compradores, la falta de derechos de propiedad intelectual socava las grandes declaraciones de los promotores de NFT y Web3, afirman desde Galaxy.

Temas
Inicio
Inicio