Exponer a sus conductores y ocultar sus propios ingresos: este y otros secretos de Uber que tienen a los taxistas de nuevo en pie

Exponer a sus conductores y ocultar sus propios ingresos: este y otros secretos de Uber que tienen a los taxistas de nuevo en pie
3 Comentarios

Uber sufrió esta semana una inmensa filtración de datos (18,7 GB) de documentos internos: en torno a 124.000 de ellos (83.000 de ellos correos electrónicos), que cubren el período 2013-2017 y que revela una historia de actividades de lobby y de violaciones de la ley… incluyendo la existencia de un 'botón de pánico' para sortear redadas, y de un mecanismo de 'geofencing' que alteraba los resultados de la app para evitar recibir multas.

Desde entonces se han conocido más informaciones, mientras el gremio de los taxistas en España se está frotando las manos y ha decidido volver a movilizarse como ya había estado haciendo en los últimos meses por las decisiones del gobierno de Ayuso en Madrid. Uno de los datos conocidos hace unas horas deja muy mal parada a la compañía respecto a su trato a los conductores del servicio.

A este respecto, Jill Hazelbaker, Senior VP de Marketing y Asuntos Públicos, ha dicho que "no han sido pocas las noticias sobre los errores cometidos en la gestión de Uber antes de 2017. Se han publicado miles de artículos, se han escrito varios libros, e incluso se ha hecho una serie de televisión".

El directivo recordó que hace cinco años, esos errores culminaron, tras una investigación que se llevó a cabo que "resultó en un gran escrutinio público, una serie de juicios contra altos cargos, múltiples investigaciones gubernamentales y el despido de varios ejecutivos de la compañía. Esta es también la razón por la que Uber contrató a un nuevo CEO, Dara Khosrowshahi, a quien se le encomendó la tarea de transformar la gestión y la actividad de Uber.

Un vistazo a…
Cómo solicitar el CERTIFICADO DIGITAL de PERSONA FÍSICA de la FNMT

Cómo desviar la atención de la evasión fiscal

Pexels Jackson David 3787148

En un correo filtrado de Mark MacGann, el principal lobista de Uber en Europa, al jefe del departamento fiscal de la empresa, en el año 2015, decía MacGann que para contener a las autoridades europeas y poder desviar la atención de su propia evasión fiscal, podrían desde la empresa ayudar a las autoridades a recaudar impuestos de sus conductores.

Y es que, él mismo, reconocía que "nuestra estructura del impuesto de sociedades es -en términos puramente políticos europeos- el talón de Aquiles de la empresa". Por ello, a medida que aumentaba el escrutinio, según muestran los documentos filtrados, Uber ideó una estrategia para desviar la atención de sus responsabilidades fiscales: ayudar a las autoridades a recaudar impuestos de sus conductores.

Otro dato importante que ha llevado a los investigadores a afirmar cómo Uber minaba los derechos de los trabajadores es que en Europa, al igual que en Estados Unidos, Uber atrajo a los conductores de las ciudades europeas a su plataforma ofreciéndoles primas y otros incentivos. Luego recortó las subvenciones, despojando a los trabajadores de los ingresos de los que habían llegado a depender.

Hay que recordar que MacGann, tras haber estudiado en importantes universidades de Europa, tenía un importante papel en Uber según los Archivos ahora filtrado: "participar en los esfuerzos de la empresa para obtener acceso a los líderes políticos, a menudo en secreto, y frustrar las investigaciones del gobierno, socavar los derechos de los trabajadores y acercarse a las influyentes élites rusas mientras irrumpía en nuevos mercados" en los que encontraba una gran resistencia.

Así lo expone, literalmente, el ICIJ o el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación que ha filtrado esta información. La misma ICIJ filtró en 2016 los papeles de Panamá o los papeles de Pandora..

MacGann acabó dejando la empresa en 2016 ya que era el blanco del gremio de taxistas en muchas ciudades del mundo. Dijo en aquel momento estar preocupado cada vez más por su seguridad y la de su familia y criticó en aquel momento "la cultura laboral tóxica de Uber".

Emprendió acciones legales contra la empresa y finalmente llegó a un acuerdo extrajudicial. Los términos no fueron revelados. No proporcionó más detalles. Más tarde, MacGann asumió un alto cargo de política y comunicación en la empresa de telecomunicaciones de propiedad rusa VimpelCom.

Estrategia de contactos

Artur Aldyrkhanov Tc0g72uns0m Unsplash

MacGann, que contaba con contactos en Europa, no fue la única baza en la estrategia de Uber. Se ha sabido también en los documentos filtrados esta semana, que "cuando Uber necesitaba músculo político para instalarse en una ciudad, contrataba a antiguos funcionarios del gobierno para que presionaran a sus antiguos colegas.

"Cuando se le acusaba de incumplir las normas, la empresa solicitaba a sus clientes que actuaran como grupos de presión de base y firmaran peticiones para "salvar a Uber". Y cuando su agenda parecía necesitar un impulso académico, pagaba a académicos amigos para que produjeran investigaciones favorables", ha concluido la investigación.

Un ejemplo concreto de cómo la firma contrató a personas influyentes políticamente para tener la balanza a su favor lo tenemos con un asesor cercano de Barack Obama, ex presidente de Estados Unidos. David Plouffe, que dirigió la campaña presidencial de Obama en 2008 fue uno de los muchos ex ayudantes de Obama reclutados por Uber para difundir su influencia. Hicieron un llamamiento a los funcionarios públicos para que abandonaran las investigaciones, cambiaran las políticas sobre los derechos de los trabajadores, redactaran nuevas leyes sobre el taxi y relajaran la comprobación de los antecedentes de los conductores.

Acerca de las relaciones de Uber con Gobiernos e instituciones, la empresa ha remitido este comunicado: "cuando Uber nació hace más de una década, no existía una regulación de ridesharing en ningún lugar del mundo. Por aquel entonces, la mayoría de las leyes y regulaciones de transporte no concebían los viajes concertados a través de smartphone". Y añaden que durante este período (2014-2016), "nuestro objetivo fue trabajar de manera transparente con los gobiernos para encontrar formas de modernizar o crear nuevas leyes que dieran cabida a las nuevas alternativas de transporte que estaban naciendo".

Para hacerlo se creó un equipo de Asuntos Públicos que, junto con asesores externos, ayudó a la empresa a comprender el panorama local y las complejidades del régimen regulatorio local, a medida que crecíamos rápidamente en docenas de países y miles de ciudades. Y se defienden afirmando que "la idea de que esto se hizo en secreto no tiene sentido".

Situación actual de Uber en las grandes ciudades de España

Miguel Angel Sanz Siqx3vyhdya Unsplash

Mientras que en los datos filtrados no hay información concreta sobre si Uber ha tenido contacto estrecho con líderes políticos en estos años, la situación de la empresa se encuentra en circunstancias muy diferentes en las principales ciudades. Sí que se sabe, gracias a los mails hechos públicos esta semana, que Uber quiso aprovechar la rivalidad (política) entre las grandes ciudades españolas de Barcelona y Madrid.

"Debemos crear un desafío entre Cataluña, gobernada por CiU y ERC, y el Gobierno nacional, del PP, a favor de la liberalización, para hacerles competir por ver quién adopta primero una regulación del ridesharing", se ha extraído de una conversación. Los primeros encuentros con el gobierno catalán, allá por el año 2014, no salieron como Uber quería y, tras esto, en los mails se puede leer que desde Uber afirmaban que el Gobierno catalán no se adaptaba "a la evolución del mercado".

También que eso podía tener "un impacto negativo sobre la imagen y reputación de Barcelona". Aún así, aterrizó en la ciudad Condal, no sin problemas en estos años de historia.

En los encuentros con el gobierno de Madrid se mostraron más satisfechos. Según se ha podido leer, hablaron de Ignacio González, del PP y decían que "está ansioso para que Uber entre en el mercado" aunque eran conscientes que cerca de las elecciones, este partido no querrían "confrontación abierta con el taxi".

Los taxistas ya han aprovechado esta tesitura para continuar sus reivindicaciones históricas: Tito Álvarez, líder de los taxistas en Barcelona ha dicho que "lo sabíamos, pero ahora queda claro que Uber es una organización mafiosa”. Además de Álvarez, las organizaciones de taxistas en España están muy activas en sus perfiles de redes sociales exponiendo las diferentes informaciones que se han hecho públicas y que dejan a Uber en una pposición complicada.

En España, a partir del 1 de octubre los VTC no podrán circular en ciudades si la comunidad autónoma no regula antes su actividad urbana, como acaba de hacer la Comunidad de Madrid, liderada por el PP y gracias a la abstención de Vox, para disgusto del sector de los taxistas que alegan que la ley de Ayuso está hecha a medida para tres grandes empresas. Madrid es la única Comunidad Autónoma que ha regulado este sector.

Sobre la situación en España y acerca de estas filtraciones, desde Uber nos han dicho que desde que comenzaron sus "operaciones en España, durante el mandato del Presidente Rajoy, las regulaciones del Gobierno español limitaron enormemente nuestra capacidad para operar en España. Un buen ejemplo de ello, es el Decreto Ley que fijó un límite al número de licencias VTC, en contra de la recomendación de la CNMC, y emitido pocas semanas antes de que el Tribunal Supremo se pronunciara al respecto", para justificar así que no hay pruebas de que los gobiernos estén regulando a favor de la empresa.

Temas
Inicio